Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un investigador del ICIQ, con sede en Tarragona, entre los mejores químicos del mundo

El joven profesor Rubén Martín ha sido galardonado con el prestigioso premio Liebig de la Sociedad Química alemana

Diari de Tarragona

Whatsapp
Rubén Martín ha querido destacar que los premios son el fruto del trabajo en equipo. Foto: dt

Rubén Martín ha querido destacar que los premios son el fruto del trabajo en equipo. Foto: dt

El joven profesor Rubén Martín, group leader en el Institut Català d’Investigació Química (ICIQ), con sede en Tarragona, ha estado galardonado con la prestigiosa Cátedra Liebig  de la Sociedad de Química alemana (GDCh). Este premio reconoce la extraordinaria carrera del profesor Martín, que este año también ha recibido otros reconocimientos importantes, como el Premio Marcial Moreno de la Real Sociedad Española de Química (RSEQ), o el premio OMCOS de química organometálica otorgado por la Unión Internacional de Química Pura y Aplicada (IUPAC).

Rubén Martín afirma que los premios son el fruto del trabajo en equipo. «Recibir estos premios me permite agradecer de manera pública el esfuerzo y la dedicación de mi grupo de investigación, sin el cual hubiera sido imposible obtener estos reconocimientos», afirma Martín, quien añade que «los premios reconocen el esfuerzo de los integrantes del grupo y su voluntad de hierro para superar grandes retos, por difíciles que sean». Martín también ha agradecido el apoyo de sus mentores y familiares. «No quiero olvidar la formación privilegiada que recibí de mi director de tesis Antoni Riera, y de mis supervisores postdoctorales, Alois Fürstner y Stephen Buschwald, así como el apoyo incondicional de mi mujer e hijos». 

La investigación del profesor Martín se centra en encontrar formas de valorizar el CO2

La investigación del profesor Martín se centra en encontrar formas de valorizar el CO2, uno de los principales causantes del efecto invernadero. Usando nuevos catalizadores de níquel, el profesor Martín consigue capturar el dióxido de carbono de la atmósfera y convertirlo en moléculas de alto valor añadido y con gran utilidad para las industrias química y farmacéutica como ácidos grasos, amidas, estireno y alcoholes.

20 años de historia

Desde el año 1999, la GDCh otorga este premio para reconocer los mejores investigadores en química orgánica del mundo. El premio consiste en una invitación a un viaje científico por Alemania, en qué el premiado recorre y conoce diferentes universidades y centros de investigación dando conferencias sobre sus últimos descubrimientos. «Recibir el Liebig Lecture Award es un gran honor. Liebig fue un químico pionero en su época en áreas tan diferentes, como la química agroalimentaria, analítica y orgánica», concluye el investigador Rubén Martín.

Temas

Comentarios

Lea También