Un juego de móvil que pone a prueba el tarragonismo

Sociedad. mEduTarraco, una iniciativa creada por docentes para alumnos de primaria y secundaria, este año se abre para que todo el que esté en la ciudad pueda participar

NORIÁN MUÑOZ

Whatsapp
Una pareja resolviendo las preguntas del mEduTarraco en el punto fijado en el Ayuntamiento. FOTO: fabián acidres

Una pareja resolviendo las preguntas del mEduTarraco en el punto fijado en el Ayuntamiento. FOTO: fabián acidres

¿Sabría decir a qué orden religiosa pertenecía el edificio que antes funcionaba como monasterio y que hoy sirve de sede al Ayuntamiento de Tarragona?... La respuesta está en el móvil, donde aparece una especie de juego del ahorcado que hay que ir resolviendo letra por letra.

El juego se llama mEduTarraco y fue creado por quince docentes voluntarios (desde primaria hasta universitarios) de la mano de la iniciativa mSchools, para dar a conocer la ciudad a niños y adolescentes. Hasta antes de la pandemia más de mil estudiantes de diferentes puntos de la provincia se desplazaban por la ciudad durante una mañana para resolver las pistas móvil en mano. Pero el coronavirus llegó para cambiarlo todo y la edición del año pasado ya se quedó a las puertas de realizarse.

Es por eso que para este año han decidido que la tercera edición de la actividad se convierta en una «covid edition», ya no dirigida solo a los estudiantes, sino también a las familias y a cualquiera que quiera saber más de Tarragona, tanto si es vecino como si está aquí de visita. Además se ha ampliado a dos meses el tiempo en que se puede jugar. El plazo comenzó el 1 de abril y se extenderá hasta el próximo 30 de mayo.

El móvil no es el enemigo

Uno de los objetivos de la actividad, desde el principio, fue demostrar que el móvil, usado de manera responsable, puede ser una herramienta potentísima para la educación.

Para poder jugar es necesario bajarse la aplicación Mobile History Map (MHM). Se trata de una App de georeferenciación que permite crear contenidos (en este caso los realizados por los docentes) y compartirlos con la ciudadanía.

El juego está disponible en tres niveles de dificultad: baja, moderada o alta, en función de la distancia que se quiera recorrer. En total hay georefenreciados 75 puntos emblemáticos de la ciudad.

En la aplicación aparece un mapa que muestra la ubicación del jugador y los puntos o escenarios. En cada punto hay que resolver cuatro preguntas de lo más variadas de historia, geografía, actualidad... Pero para poder ‘abrirlas’ hay que estar a menos de 20 metros del sitio propuesto. Así pues, se puede buscar información en internet, pero es necesario estar en el sitio para poder responder. De hecho, en algunos casos las preguntas son de simple observación o implican hacer un sencillo cálculo, para lo que hace falta estar sobre el terreno.

Las respuestas aparecen en forma de casillas que, como en el ahorcado, hay que resolver letra por letra. Las letras que se aciertan permiten ganar números y las equivocadas restan. Hay, además, un ránking que permite ver cómo lo están haciendo los demás jugadores. No es necesario resolver todos los escenarios el mismo día, sino que se puede hacerlo durante los dos meses que dure el juego.

Apoyar a La Marató de TV3

La otra gran novedad de este año es que jugar permite ganar puntos que se convierten en euros para donar a La Marató de TV3 que este año se dedicará a la salud mental.

Así, por cada 150 puntos que se consigan se obtiene una ‘medalla’ que se convierte en un euro que donarán los patrocinadores del evento a La Marató. Hemos probado a realizar parte del juego y hemos constatado que llegar a la medalla es relativamente sencillo.

Se invita, además, a quienes jueguen a compartir sus imágenes en instagram con la etiqueta #medutarracovid21.

La actividad está coorganizada por los Serveis Territorials d’Educació en Tarragona, el Ayuntamiento de Tarragona y el programa mSchools, una iniciativa que impulsa Mobile World Capital Barcelona en colaboración con la Generalitat de Catalunya, el Ayuntamiento de Barcelona y GSMA. Cuentan, además, con el apoyo de la empresa Itinerarium, la Universitat Rovira i Virgli, Repsol y la Autoritat Portuària de Tarragona.

Mientras se desarrolle el juego habrá también algunos incentivos que se irán anunciando en la web del mismo, tales como atlas donados por el Port de Tarragona, talleres para familias y paseos en la golondrina,

Ahora la intención del grupo de profesores que impulsa el proyecto es ‘exportar’ su experiencia para que también se pueda organizar en otras ciudades.

Lo dicho, ahora toca recorrer la ciudad con el móvil en la mano pero con los ojos bien abiertos; puede ser una buena prueba de tarragonismo.... Ah, y por si no lo sabe, allí va una pista: la orden religiosa del monasterio donde hoy está el Ayuntamiento empieza por la letra ‘d’.

Temas

Comentarios

Lea También