Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un juez de Tarragona y la independencia: 'Nos tienen cogidos por los huevos'

Esta afirmación ha sido recogida en los chats compartidos entre varios miembros del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) desde principios de septiembre y hasta la negativa de Alemania de extraditar Carles Puigdemont.  Además, el magistrado manda a la "puta mierda" a los colegas a los que afecten las críticas

Diari de Tarragona / Agencias

Whatsapp
Imagen de archivo. EFE

Imagen de archivo. EFE

Jueces de todo el Estado descalificaron el movimiento independentista a través del correo electrónico oficial del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) desde principios de septiembre y hasta la negativa de Alemania de extraditar Carles Puigdemont , según informan este miércoles 'Elmon.cat' y 'Eldiario.es'.

Entre los magistrados implicados en estos mensajes, se encuentra un juez destinado a la demarcación de Tarragona -y, más tarde, a Jaén- que, el pasado 4 de octubre, cargaba sin reparos contra los independentistas y contra el proceso que considera "un problemón de alcance nacional".

Además, el juez manda a la "puta mierda" a los colegas a los que afecten las críticas. El magistrado se muestra convencido de que el proceso afectará tanto en "el ámbito personal como en el laboral" y tendrá consecuencias sobre "todos los españoles a corto, largo y medio plazo, estemos o no en Cataluña, y me de creer que irá a peor ".

"Se ha judicializado un problema que tenía que tener una solución política, pero no se ha hecho nada y ahora es tarde para negociar porque el independentismo nos tiene cogidos por los huevos y como se continúe sin hacerse nada esto nos llevará a la pérdida del territorio nacional o una guerra civil ", concluye.

Miles de mensajes

Los dos medios citados han tenido acceso a miles de correos electrónicos en los que jueces de toda España opinan sobre el proceso independentista bien sea insultando a los líderes políticos que la encabezaban -muchos de los cuales ahora en prisión preventiva o exiliados- bien sea calificando penalmente acciones como las del 20 de septiembre, que en alguna ocasión se tilda abiertamente de sedición. El PDeCAT ya ha anunciado que pedirá la comparecencia urgente de la ministra de Justicia en el Congreso para que dé explicaciones.

A los correos electrónicos, enviados desde la cuenta corporativo del CGPJ, algunos magistrados se muestran preocupados por la situación en Cataluña ya a principios de septiembre, y preguntan, por ejemplo, qué pasaría a los compañeros que ejercen en caso de que se declarara la independencia.

Una Catalunya "desgarradora"

Algunos afirmaban que habían tenido acceso a testigos "desgarradores" sobre la situación que se vivía por entonces en Cataluña, pero confiaban en que el Estado sabría imponerse al que consideraban un desafío al estado de derecho.

Los hay que afirman haber ejercido en Cataluña, y que desde 2012 se había creado una situación de inoculación de odio a la sociedad desde las fuerzas independentistas, por lo que lo que tenía que pasar después "se veía venir ".

Otros jueces van más allá y no dudan en comparar el movimiento independentista con el nazismo, afirmando que en Cataluña podía pasar "lo mismo que pasó en Alemania en épocas remotas".

"La cadena humana, la V y no sé qué idioteces más que inventan por el 11-S "

Una juez que ejerce en Barcelona afirma que la situación se ha radicalizado desde el 2006 y se plantea marcharse porque no señalen a sus hijos para no apuntarse a "la cadena humana, la V y no sé qué idioteces más que inventan por el 11-S ". En todo caso, la misma jueza se mostraba convencida de que no iba a pasar nada si la CUP no generaba "episodios de violencia". Estos correos son del 13 de septiembre, una semana antes del asedio que la Policía Nacional hizo en la sede del partido anticapitalista sin orden judicial.

También hay magistrados -en la cadena de correos electrónicos intervienen jueces de todo el Estado- que opinan que el proceso es una cortina de humo del nacionalismo para proteger lo que consideran sus privilegios. Un juez de Euskadi considera que la situación que se vive en Cataluña es similar a la que se había vivido en el País Vasco y recomienda "demostrar valentía".

Otros denuncian que el "germen nacionalista" lo "impregna" todo, o afirman que Cataluña sería más bonita "si no fuera por la gripe separatista". Piden que se aplique "con rigor y contundencia" el Código Penal.

"La mayor crisis constitucional desde el 23-F"

Después del 20 de septiembre otro magistrado escribe que lo vivido ante el Departamento de Economía ha sido "la mayor crisis constitucional desde el 23-F" y un su colega lo tacha abiertamente de "sedición". Una semana después, el mismo magistrado afirma que la han amenazado y asegura que lo que pasa en Cataluña es "puro nazismo".

Después del 1 de octubre, algunos de los correos justifican el uso de la fuerza policial y critican las voces contrarias que han surgido desde Europa. Otros lamentan la actitud de los Mossos, afirmando que "parar una trampa" a Guardia Civil y Policía Nacional. Una magistrada alerta que todo ello "va más allá de una cuestión política, es una cuestión de Estado y de democracia".

Otro asegura que el independentismo tiene el Estado "cogidos por los huevos" y alerta de que "como se continúe sin hacerse nada esto nos llevará a la pérdida del territorio nacional o en una guerra civil".

Denuncia a la Fiscalía

La difusión de los correos ha comenzado a generar reacciones, de las primeras de las cuales las del PDeCAT, que han anunciado que pedirán la comparecencia urgente de la ministra de Justicia en el Congreso para dar explicaciones. El PDeCAT también denunciará el caso a la Fiscalía y propondrá la creación de una Comisión de investigación en el Congreso.

El Partido Demócrata considera "gravísimas y aberrantes" estas revelaciones, que certifican la "persecución ideológica" del independentismo catalán y la "total indefensión e inseguridad jurídica en el Estado". Opina, además, que deberían conllevar "la anulación inmediata" del proceso judicial contra los dirigentes independentistas.

También ha reaccionado Carles Puigdemont, que ha afirmado que el hecho es "tan grave" que si no hay consecuencias, "el sistema judicial español de la monarquía hará aguas definitivamente". Y se pregunta: "En manos de quién está uno de los pilares de todo sistema democrático?".

Temas

Comentarios

Lea También