Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un ladrón reincidente, condenado a dos años de cárcel por atracar una tienda

El fiscal y la defensa llegaron a un acuerdo. Se ha tenido en cuenta la agravante de multirreincidencia y de disfraz y la atenuante de drogadicción.

Àngel Juanpere

Whatsapp
Imagen de archivo de un dispositivo policial de la Guàrdia Urbana en El Serrallo. FOTO: Lluís Milián.

Imagen de archivo de un dispositivo policial de la Guàrdia Urbana en El Serrallo. FOTO: Lluís Milián.

Un hombre que ya había sido condenado anteriormente por varios robos ha sido sentenciado ahora a dos años y 45 días de prisión por haber atracado una tienda de Tarragona a punta de navaja. El juicio ha tenido lugar en la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Tarragona. El fiscal y la defensa llegaron a un acuerdo. Se ha tenido en cuenta la agravante de multirreincidencia y de disfraz y la atenuante de drogadicción.

El robo con intimidación fue cometido a las 10.40 horas del 13 de febrero de 2017 en una tienda situada en la céntrica calle Ramón y Cajal. El acusado portaba la capucha de la chaqueta puesta y una braga que le tapada la cara hasta los ojos con intención de dificultar su identificación. Una vez en el establecimiento, exhibió a la trabajadora un cuchillo y se lo colocó en el abdomen, a la vez que le decía: «Dámelo todo». Se apoderó de 125 euros en efectivo que había en la caja registradora y abandonó el establecimiento.

El hombre consiguió los 125 euros que había en la caja registradora y se marchó

En el momento en que el acusado estaba amenazando con el cuchillo a la dependienta, entró una clienta, quien fue advertida por la empleada para que no lo hiciera por el peligro que ello le conllevaría. La cliente permaneció en el exterior de la tienda y pudo ver como el acusado salía y se marchaba.

La mujer, sin perder al atracador de vista, avisó a una patrulla de la Guàrdia Urbana que se encontraba en las inmediaciones. Los agentes salieron en persecución y procedieron a su detención. Le ocuparon el dinero sustraído. Desde el 14 de febrero el hombre está en prisión. Está diagnosticado de trastorno de dependencia de opiáceos, a cocaína y a cannabis. 

Los antecedentes

El hombre, el 29 de septiembre de 2010, fue condenado por un Juzgado de Vilanova i la Geltrú a tres meses de prisión por un robo con fuerza, y el 14 de julio de 2014 por otro Juzgado de dicha localidad a tres meses de cárcel –sustituidos por multa de 320 días– por robo en casa habitada. Finalmente, un Juzgado de Barcelona lo sentenció, el 28 de octubre de 2015, a un año y medio de cárcel por un robo violento.

Temas

Comentarios

Lea También