Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un magistrado de Tarragona fue el más lento de España en 2012

El titular del Juzgado Penal 4 sólo dictó ese año 107 sentencias, cuando la media catalana fueron 451 y la española, 464
Whatsapp
Imagen del Juzgado Penal de Tarragona, ubicado en la calle Sant Antoni Maria i Claret. Foto: Lluís Milián

Imagen del Juzgado Penal de Tarragona, ubicado en la calle Sant Antoni Maria i Claret. Foto: Lluís Milián

El Tribunal Supremo (TS) ha ratificado la sanción de un año de suspensión de funciones a un juez de lo penal de Tarragona por falta muy grave de retrasos injustificados –fue el que menos sentencias dictó en toda España en 2012– que afecta a la administración de la justicia, informa el alto tribunal.

El juez Juan Carlos Moreno, actualmente magistrado del Juzgado de lo Social número 1 de Guadalajara, fue el juez de lo penal que menos sentencias dictó en toda España en 2012, cuando era el magistrado del juzgado número 4 de Tarragona.

El Consejo General del Poder Judicial le sancionó con un año de suspensión de funciones el 15 de octubre de 2013, y ahora la sala tercera del TS ha ratificado esta sanción, a la que el juez presentó un contencioso-administrativo.

En 2012, el juez suspendido dictó 107 sentencias, cuando la media en Catalunya era de 451 y la española, de 464.

El magistrado se incorporó a la plaza de Tarragona el 9 de noviembre de 2011, y hasta esa fecha el juzgado número 4 había dictado 396 sentencias.

El Supremo subraya en su sentencia que «la actividad desplegada» por el juez resulta «manifiestamente insuficiente y escasa, atendiendo a su número y características, con la consiguiente incidencia en el retraso en la Administración de Justicia».

Ralentización notable

La sala tercera rechaza el recurso del juez y ratifica que se trata de una infracción muy grave el «retraso en el desempeño de esa función básica» por «su naturaleza, entidad, reiteración e incidencia en el funcionamiento de la administración de Justicia». En 2012, el juez dictó 9,7 sentencias mensuales por tres días a la semana de señalamientos, con una media de 0,8 sentencias por día de señalamiento, relata la sentencia. «El tiempo de respuesta del juzgado se ha incrementado en un año en un 138 %», lo que implica que «dobla el tiempo de respuesta del resto de los órganos de su misma clase y territorio», detalla el auto del TS.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También