Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un okupa abre la cabeza a un vecino de El Rourell con un hacha

El agresor, detenido por homicidio en grado de tentativa, es un okupa que vivía en una casa en la calle de les Escoles. El herido, muy grave, un amigo del propietario de la casa

Jordi Cabré

Whatsapp
Calle de les Escoles, donde hubo la pelea y la agresión con un hacha. FOTO: Alba Tudó

Calle de les Escoles, donde hubo la pelea y la agresión con un hacha. FOTO: Alba Tudó

El 112 recibió este viernes a última hora de la noche una llamada anónima. Alertaba de un hombre con una herida muy grave en la cabeza en la calle de les Escoles de El Rourell. La llamada se registró a las 22.43 horas y se activaron ambulancias del SEM y Mossos d'Esquadra.

A la llegada de los efectivos, la víctima, un hombre de unos 40 años, yacía en el suelo y con una gran mancha de sangre. El corte de un arma blanca, concretamente un hacha, le había alcanzado en la parte izquierda de la cabeza.

SEM atendió a la víctima y se la llevó de urgencia hasta el hospital Joan XXIII de Tarragona, cuyo pronóstico esta mañana es muy grave hasta el punto que no está clara su supervivencia.

Mossos no encontró al agresor y empezó a investigar qué había pasado. El autor del hachazo, poco antes de la medianoche, se personó en la comisaría de Mossos de Campclar para explicar lo ocurrido y confesar. El autor, de 22 años, fue detenido y acusado de un delito de homicidio en grado de tentativa.

Los hechos

El origen de esta agresión con un hacha vino precedida de una pelea entre el agresor y la víctima. El herido es amigo del propietario de una casa en la calle de les Escoles que estaba okupada por personas de nacionalidad rumana.

El propietario de la finca, que ya había dado el ultimatum a estos okupas, pidió el viernes a su amigo que se acercara a la casa por si ya se habían marchado. Y resultó que en ella todavía había un joven okupa de 22 años.

El encuentro empezó en una discusión, continuó en una pelea y terminó en un hachazo en la cabeza. Mossos tiene la investigación abierta y en función de la evolución médica de la víctima podría cambiar los delitos al imputado, que carece de antecedentes.

Una familia que presenció los hechos ha explicado que la víctima apareció con sangre por todo el cuerpo, con una herida abierta en la cabeza. Según ha sabido el Diari, la herida estaba en la parte izquierda de la cara de la víctima.

Según estos testigos, la imagen causó un fuerte impacto entre las personas que se encontraban cenando en el Casal Municipal de El Rourell. 

Temas

Comentarios

Lea También