Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Sociedad

Un padre tarraconense denuncia que su exmujer se llevó a su hijo a Alemania sin permiso

El niño tiene 11 años y su madre ya lo habría sustraído por primera vez en 2018. Estuvo meses sin ir a la escuela

NORIÁN MUÑOZ

Whatsapp
Francisco Antulín en la sede de el Diari de Tarragona con documentos de la denuncia.  FOTO: PERE FERRÉ

Francisco Antulín en la sede de el Diari de Tarragona con documentos de la denuncia. FOTO: PERE FERRÉ

Francisco Antulín está reviviendo estos días una situación por la que creía que no tendría que volver a pasar. Su exmujer se llevó a su hijo, de once años, a Alemania, sin su permiso y sin previo aviso.

Antulín, quien ha puesto una denuncia por sustracción de menores en los juzgados, explica que el 22 de enero recibió un burofax en el que la madre del niño le anunciaba que se trasladaba con él a Alemania. En el mismo constaban una dirección y dos números de teléfono con los que Antulín no ha conseguido comunicarse ni una sola vez pese a innumerables llamadas.

Búsqueda por la Interpol

Antulín ya había pasado por una situación similar en noviembre de 2018, cuando su exmujer se llevó, por primera vez, al niño sin contar con él.

La pareja mantuvo una relación entre 2017 y 2012. Cuando se separaron, la custodia quedó en manos de la madre con un régimen de visitas del 50%, por lo que el niño dormía unos días en casa de la madre y otros en la del padre.

La primera vez que se lo llevó, Antulin denunció los hechos ante la Subdelegación de Cooperación Jurídica Internacional que, a su vez se puso en contacto con el organismo homólogo en Alemania que localizó a la mujer a través de la Interpol. Allí se realizó un juicio por lo civil en el que la juez alemana dispuso que la madre debía reponer al niño a España.

El padre trajo al niño en marzo de 2019 y, según sus palabras, trató de «normalizar la situación» con su ex pareja.

No obstante, el hombre se enteró de que la mujer tenía intención de volver a llevarse al niño, por lo que puso una denuncia en los juzgados por aquella primera sustracción. La intención, explica, era que el juzgado decretara la prohibición de la salida del país del niño. No obstante, el juzgado no vio indicio de delito y no dictó las medidas. «No lo entiendo, teniendo en cuenta que en el juicio de Alemania ella reconoció que se lo había llevado sin permiso», explica. Este caso está en la Audiència Provincial.

Este pasado mes de enero la madre sí que intentó pedir permiso por la vía legal para llevarse al niño. El juicio, en un juzgado de familia para dirimirlo, tiene que realizarse en marzo de este año, pero la mujer se marchó antes. En dicho juicio también deberá estudiarse la petición realizada por Antulín de cambio del régimen de custodia y visitas del niño.

El padre dice que el niño muy probablemente estará allí sin escolarizar, tal como pasó la primera vez. «Nos costó mucho esfuerzo y tuvo que trabajar mucho para poder pasar de curso» recuerda.

Explica, además, que el niño no dispone de DNI ni de pasaporte ni ningún otro documento, por lo que probablemente tampoco tenga acceso a asistencia sanitaria.

Antulin asegura que el niño, con quien no ha podido hablar desde que se lo llevaron, lo está pasando mal sin él y sus amigos. Tiene problemas de sueño y necesitaría recibir atención psicológica, pero esto no ha sido posible porque la madre no ha firmado los permisos.

La pareja se ha cruzado varias denuncias después de la separación. La exmujer puso en contra de Antulín tres por violencia de género: de dos fue absuelto y una tercera no fue admitida.

Temas

Comentarios

Lea También