Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un policía de Tarragona que estaba comprando en un supermercado ayuda a detener a un ladrón

El individuo quería salir del establecimiento con unos carritos cargados, con la complicidad de dos mujeres. Ayer fue condenado por el Juzgado de Guardia a 14 meses de prisión

Àngel Juanpere

Whatsapp
El agente forma parte de la plantilla de la Guàrdia Urbana de Tarragona desde hace muchos años.  Foto: DT

El agente forma parte de la plantilla de la Guàrdia Urbana de Tarragona desde hace muchos años. Foto: DT

Un agente de la Guàrdia Urbana de Tarragona nunca se habría pensado que ir a comprar a un supermercado supondría ser agredido a golpes y mordeduras por un hombre que se estaba enfrentado al vigilancia de seguridad, que le barró el paso cuando quería abandonar el establecimiento con dos carritos de compra llenos, con la complicidad de dos mujeres. Ayer, Mounir el B., de 33 años y nacido en Francia, reconoció los hechos y se conformó con la petición de pena solicitada por el fiscal en el Juzgado de Guardia: 14 meses de prisión por un delito de robo con violencia e intimidación en grado de tentativa en un local abierto al público, además del pago de 320 euros de multa por dos delitos leves de lesiones. Se deja en suspenso la pena privativa de libertad si no delinque en el plazo de tres años.

Los hechos se remontan a las 13.40 horas del pasado domingo en un supermercado a pie de la antigua N-340, en el término de Vinyols i els Arcs pero tocando a Cambrils. El agente se encontraba en la línea de cajas para pagar la compra. Vio al vigilante que era agredido por un individuo, se acercó al lugar y se identificó como agente. Entre los dos intentaron retener al individuo e impedir que se marchara, pero el ladrón «mordió en la mano derecha al Sr. (...) –el vigilante– y le dio una patada en el lado derecho de las costillas así como golpes y patadas. Y al agente de la Guàrdia Urbana de Tarragona también le propinó diversas patadas y empujones, así como arañazos, mordiéndole asimismo en la mano derecha».

Finalmente, entre los dos lograron detener al ladrón hasta la llegada de la patrulla de los Mossos d’Esquadra, que trasladó al arrestado a la comisaría.

Por su parte, el agente acudió a visitarse por sus propios medios al CAP de Cambrils, mientras que una ambulancia evacuó al vigilante al Hospital Sant Joan de Reus.

El guardia no se enteró del motivo de la agresión hasta que pudo inmovilizar al ladrón. Entonces supo que éste había intentado sustraer dos carros de compra llenos de productos, por ejemplo varios paquetes con latas de atún. Al parecer, el hombre actúa acompañado de dos mujeres y de una niña de unos diez años. Mientras él accede al interior y carga, una mujer permanece dentro del supermercado pero en la zona de acceso. Cuando no hay vigilancia, hace una señal, activa el sensor para que se abra el acceso y el hombre sale cargado.

Mounir el B. ya había sido arrestado en dos ocasiones anteriores, una el pasado 20 de agosto por la Guàrdia Urbana de Tarragona por los delitos de robo con fuerza y daños, y el 23 de agosto del año pasado por robo con violencia.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También