Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un preso agrede y amenaza a varios funcionarios de la cárcel de Mas d'Enric

El interno amenazó con un palo de escoba roto días antes. Cuando lo reubicaron al módulo de aislamiento, DERT, golpeó e intentó morder a los funcionarios cuando debía recibir medicación

Jordi Cabré

Whatsapp
Imagen de archivo del centro penitenciario de Mas d'Enric, en El Catllar. FOTO: DT

Imagen de archivo del centro penitenciario de Mas d'Enric, en El Catllar. FOTO: DT

Un interno de la cárcel de Mas d'Enric (situada en El Catllar) ha protagonizado la última incidencia que ha trascendido del centro penitenciario tarraconense. El preso había sido reubicado esta semana pasada del módulo 5 al DERT, el módulo especial de aislamiento para internos conflictivos.

La razón del traslado entre módulos se debía a un intento de agresión y amenazas a un funcionario del módulo 5 de la cárcel tarraconense. el interno logró romper un mango de una escoba y la utilizó con intención de agredir al funcionario.

Ante tal actitud, se le neutralizó y se le condujo al DERT, donde la noche del sábado al domingo protagonizó un nuevo altercado al negarse a recibir medicamento mediante una jeringuilla.

El preso se negó rotundamente a ser medicado de esta forma y terminó amenazando a los funcionarios, que pidieron refuerzos para neutralizar al interno. Durante la intervención, insultó, pegó patadas e intentó morder a alguno de los funcionarios que pretendían neutralizarlo. Según fuentes conocedoras del incidente, aguno de los trabajadores del DERT habría resultado herido tras forcejear con el recluso.

El preso, una vez neutralizado fue colocado en la camilla con grilletes para evitar nuevas agresiones y allí exigió ver a alguien de la directiva de la cárcel, que según los sindicatos accedió a escucharle.

Los funcionarios del DERT llevan tiempo quejándose del trato recibido, ya sea por los presos que custodian como por la poca "sensibilidad" de la dirección, que según ellos hace más caso a los presos que a los trabajadores.

15 días antes de este incidente, otro preso estuvo apunto de alcanzar la yugular de un funcionario con un objeto punzante. La agilidad del funcionario permitió que éste no recibiera el "pinchazo" del interno.

la situación en la plantilla parece que empieza a ser insostenible y algunos sindicatos admiten abiertamente que esta suma de incidentes podría terminar algún día mal ante las dificultades que se encuentran a la hora de poder gestionar a estos presos conflictivos.

Temas

Comentarios

Lea También