Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un preso conflictivo envía al quirófano a un trabajador de Mas d'Enric

El funcionario recibió un puñetazo en la cara, cuando le explicaba que su comportamiento era motivo de expediente disciplinario

Jordi Cabré

Whatsapp
El comportamiento incívico del preso ocurrió en el patio del módulo donde está destinado en Mas d'Enric. FOTO: DT

El comportamiento incívico del preso ocurrió en el patio del módulo donde está destinado en Mas d'Enric. FOTO: DT

Ocurrió el viernes a las 9.30 horas de la mañana, han confirmado fuentes sindicales de Mas d'Enric y el Departament de Justícia de la Generalitat. Un preso, que cumple pena por temas relacionados con droga, dio un puñetazo en la cara a uno de los guardias.

La agresión provocó que el funcionario tuviera que ser atendido por los servicios médicos del centro penitenciario situado en el municipio de El Catllar (Tarragonès) en primera instancia y luego supervisado por la mutua de seguros que tiene la plantilla.

El trabajador está de baja por la lesión a raíz del episodio y fuentes sindicales añaden que pasará por el quirófano para subsanar las secuelas del impacto en la cara ocasionado por el preso.

El ataque al funcionario vino motivado por la llamada al orden por su comportamiento de esa mañana. El preso, que está en una celda del módulo 2 de Mas d'Enric, había empezado el día desoyendo las reglas de convivencia obligatorias.

La ayuda de otros funcionarios permitió reducir al interno del centro penitenciario situado en El Catllar

El agresor le llamó la atención por su actitud y luego, harto de su desobediencia, le citó en el despacho para amonestarle y advertirle por la actitud que mostraba en el patio del módulo. El preso siguió haciendo caso omiso y el funcionario le advirtió con un expediente disciplinario.

En el despacho, el preso no corrigió su actitud, todo lo contrario. Mantuvo su agresividad y propició un puñetazo en la cara del funcionario que lo dejó desorientado al mo esperarse la actitud.

La ayuda de otros funcionarios que estaban junto a él permitió reducir al agresor y evitar más patadas y puñetazos.

Como medida cautelar, el preso que agredió al funcionario se envió al DERT (Departament Especial de Règim Tancat) a la espera de que resolución tome Justícia. Se trata de un módulo con celdas aisladas que se utilizan para proteger a presos amenazados por otros o aquellos que se "castigan" por su actitud.

La Central Sindical Independent i de Funcionaris (CSIF) es el sindicato mayoritario en Mas d'Enric. Fuentes del mismo reclaman que "la dirección actúe de forma inmediata y de forma contundente contra el agresor. Si la administración no está a la altura, nosotros actuaremos para salvaguardar los derechos de nuestro compañero y su integridad moral".

En 2017, según fuentes sindicales, hubo 206 funcionarios o trabajadores de centros penitenciarios agredidos, un 36% más que en 2016.

Desde el Departament de Justícia se confirma la agresión al funcionario aunque ellos remarcan que fue un incidente en el módulo 1 de Mas d'Enric. 

El expediente disciplinario que se aplique al preso estará regulado por la Ley Orgánica General Penitenciaria, y el Reglamento Penitenciario, donde describe las difetrentes infracciones disciplinarias. Las faltas pueden catalogarse de graves o muy graves sin el perjuicio de la responsabilidad criminal del acusado que pueda incorrer por delito de atentado.

Temas

Comentarios

Lea También