Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un reusense en Londres: "No hubo caos ni colapso más allá de Westminster"

Xavi Aparicio, doctor en Química por la URV, explica que la capital londinense mantuvo la calma en todo momento

Raúl Cosano

Whatsapp
El reusense Xavi Aparicio lleva tres años y medio en Londres.  Foto: DT

El reusense Xavi Aparicio lleva tres años y medio en Londres. Foto: DT

El testimonio de Xavi Aparicio (Reus, 30 años) muestra que los atentados de ayer tuvieron una repercusión muy concentrada y puntual en la capital londinense. «Se desviaron algunas líneas de bus. No hubo caos ni colapso más allá de la zona de Westminster, donde sí cerraron la parada de metro», explicaba él mientras volvía de su jornada laboral. «Aquí las distancias son largas y a mí me pilló lejos. En mi trabajo seguimos haciendo vida normal. De hecho, no nos enteramos de lo sucedido hasta al cabo del rato. Cuando lo supimos sí nos empezamos a informar y a interesar».

Poca repercusión

Xavi, licenciado y doctor en química por la URV, lleva tres años y medio trabajando para la University College de Londres. Allí investiga materiales para la fabricación de celdas de combustible. Prácticamente todos los trabajadores siguieron con sus respectivas ocupaciones tras conocer el ataque. Sólo estuvieron afectados aquellos que estaban por la zona del Parlamento y que tuvieron que buscar alternativas para regresar a casa.

Algunos londinenses recordaron lo sucedido en la dramática jornada del 7 de julio de 2005, cuando las explosiones de varias bombas en metros y autobuses mataron a 52 personas.

En esta ocasión lo ocurrido tuvo mucha menos repercusión en la vida cotidiana. «Mi universidad está cerca de la estación de Euston. Todo transcurrió normal. Yo vivo en Willesden Green, en el noroeste de la ciudad. En las paradas de mestro y en Euston, que es una estación de trenes importante, tampoco vi a demasiada policía, la normal».

De vuelta a casa, Aparicio fue siguiendo por internet y por medios como la BBC la evolución de los hechos que habían sacudido el centro de la ciudad. «Por suerte no me afectó y pude llegar a casa con normalidad, sin ningún problema, aunque ya habían pasado unas horas del atentado». Más allá de la zona del suceso, Londres mantuvo la calma en todo momento.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También