Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un sindicato de Mas d'Enric afirma que ha habido 16 agresiones a funcionarios

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) es el sindicato con mayor representación en el Centro Penitenciario situado en El Catllar

Jordi Cabré

Whatsapp
FOTO: DT

FOTO: DT

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y mayoritario en el Centro Penitenciario de Mas d’Enric (cárcel situada en El Catllar, Tarragonès), reclama más personal en este centro, ante el aumento de las agresiones.

El personal penitenciario dice estar harto. En el año 2019, este centro ha sufrido 16 agresiones a funcionarios de prisiones. El último, el pasado 1 de diciembre que resultó con tres funcionarios atendidos por lesiones, según ya adelantó el Diari.

Un interno agrede a varios funcionarios en Mas d'Enric

Según los funcionarios que han tenido oportunidad de escuchar a los compañeros presentes o han visualizado las imágenes explican que el incidente de este domingo en Mas d'Enric pudo terminar de forma trágica. Las magulladuras de los agredidos también lo acreditan.

Pero estas agresiones no sólo afectan a los funcionarios de vigilancia, sino que se hace extensivo a todo el colectivo que se dedica a tareas de rehabilitación, reeducación y reinserción.

El pasado 18 de diciembre, CSIF se manifestaba ante este centro penitenciario y enviaba un escrito a la consellera de Justicia de Catalunya, Ester Capella, para reclamar más personal, formación continuada, especializada y de calidad, que incluya la defensa policial para evitar y menguar al máximo las lesiones y garantiza un trato profesional al interno, y el reconocimiento de agentes de la autoridad en el ejercicio de sus funciones para tener garantía jurídica y disuasiva que evite el aumento de estos episodios violentos.

La situación, para poner un ejemplo más reciente, queda reflejado el en gran número de internos que han sido trasladados de sus módulos al DERT, el módulo para presos conflictivos. El personal que trabaja allí admite que la situación está desbordada y que el gran número de presos aumenta las dificultades tanto de las labores como de situaciones problemáticas.

Desde CSIF Mas d’Enric declaran que “estamos bajo mínimos para garantizar la seguridad. Hay noches que hay un solo funcionario para controlar el circuito cerrado de vigilancia de todo el centro, cuando lo normal son dos y un superior. En lo que va de año, hay varios módulos en los que prestan servicio sólo dos funcionarios, cuando en años pasados eran tres. Dos funcionarios siguen de baja por las lesiones sufridas en 2019. La manifestación nos trajo 11 refuerzos para 29 días de servicio, ni un mes”.

Temas

Comentarios

Lea También