Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un tarraconense detenido por estafa

La Guardia Civil desmantela un grupo criminal que se dedicaba a vender móviles por Internet, pero los celulares nunca llegaban a sus destinatarios y la cuenta bancaria que utilizaban para el cobro era de una persona suplantada

EFE

Whatsapp
La Guardia Civil ha detenido a cuatro personas imputadas por este delito de estafa. FOTO: Guardia Civil

La Guardia Civil ha detenido a cuatro personas imputadas por este delito de estafa. FOTO: Guardia Civil

La Guardia Civil ha desmantelado un grupo criminal, en el que se investiga cuatro personas residentes en Madrid, Murcia, la Coruña y Tarragona, especializado en estafas a través la venta de teléfonos móviles de gama alta por Internet, que nunca llegaban a entregar a los compradores.

Los investigadores de la Operación Iphone atribuyen al grupo 10 estafas, con un beneficio económico de 5.000 euros y perpetradas en Badajoz, Murcia, Teruel, Tarragona, Córdoba, Cádiz, Granada, Cantabria y dos en Madrid, pero no se descartan más casos.

Las indagaciones, llevadas a cabo por el Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Llerena y la Guardia Civil de Berlanga, en Badajoz, se iniciaron a final de pasado año después de la denuncia de una vecina de la localidad de Maguilla (Badajoz).

Había encontrado la oferta de un móvil a Internet, hizo una transferencia bancaria de 270 euros y no recibió el terminal.

Después de ocho meses de investigación y rastreos informáticos, los agentes detectaron un grupo dedicado de forma sistemática a la comisión de estafas; anunciaba en portales de Internet la venta de teléfonos de gama alta muy por debajo de su precio real y los engañados ingresaban el importe del móvil en cuentas bancarias creadas por los miembros de la organización, sin recibirlo.

Para cometer la estafa siempre recurrían a la misma persona como presunto vendedor, un vecino de las Baleares al cual habían suplantado la identidad después de conseguir todos sus datos personales y su DNI mediante el engaño en ofertas de trabajo.

Después de reunir suficientes pruebas incriminatorias, se localizó a los integrantes del grupo y se instruyeron diligencias como investigadas a cuatro personas. La operación no se da por concluida, por el que no se descartan nuevas víctimas de estafas de la organización.

Temas

Comentarios

Lea También