Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un vecino de TGN violó durante cuatro años a su hijastra adolescente

Le piden 10 años de cárcel por abusar de la menor desde que tenía 12 años y hasta los 16. Se metía en su cama por la noche, según el fiscal

Àngel Juanpere

Whatsapp

La Fiscalía de Tarragona solicita diez años de prisión y ocho años más de medida de libertad vigilada para un hombre acusado de haber violado durante más de cuatro años a su hijastra, cuando ella era adolescente. Pero el Ministerio Público también solicita para el procesado, un ciudadano americano, que durante ocho años no pueda comunicarse ni acercarse a menos de medio kilómetro de la víctima, a la que tendrá que indemnizar con 50.000 euros por el menoscabo psicológico. El caso llegará a el próximo 27 de noviembre de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Tarragona para una posible conformidad entre las partes.

El acusado, un ciudadano extranjero en situación regular en España, mantuvo desde el año 2000 una relación de afectividad con una mujer –con la que más tarde se casó– que ya tenía una hija fruto de una relación anterior.  En 2004 los tres comenzaron a residir en un mismo domicilio situado en una urbanización de la zona de Llevant de Tarragona. Al año siguiente, la pareja tuvo una hija.

En fechas no determinadas pero en todo caso cuando la hijastra tenía 12 años, el acusado, «sirviéndose de su posición de marido de la madre» , comenzó a dirigirse con una frecuencia de dos o tres veces al mes a la habitación donde dormía la adolescente. Siempre lo hacía por la noche y de una forma silenciosa. Se introducía en la cama y violaba a la víctima.

El procesado, según relata el Ministerio Público en su escrito de acusación, repitió este proceder con asiduidad durante más de cuatro años –hasta aproximadamente cuando la menor cumplió los 16–, a pesar de contar siempre con la explícita oposición de la menor.

El fiscal califica los hechos como un delito continuado de abusos sexuales. Para el juicio están citados a declarar como testigos seis personas, además de tres peritos: dos psicólogos del Equip d’Assessorament Tècnic Penal de Tarragona y el médico forense que redactó el informe que determina el menoscabo psicológico de la menor.

Temas

Comentarios

Lea También