Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

¿Un verano sin noticias?

Barcelona y Cambrils vieron sacudida su tranquilidad, al igual que la localidad de Alcanar, donde los terroristas preparaban diversos antentados

Àngel Juanpere

Whatsapp
Los ciudadanos depositaron velas en el lugar del atentado de Cambhrils. Foto: P. Ferré/DT

Los ciudadanos depositaron velas en el lugar del atentado de Cambhrils. Foto: P. Ferré/DT

Para muchos hoy terminan las vacaciones de verano, aquellas en que intentamos cargar las pilas para afrontar lo que nos queda de año hasta Navidad. Dos meses en que las playas se llenan de gente tostántose al sol –con el objetivo de lucir bronceado al volve al trabajo–, igual que el café se tuesta a fuego lento en algunas tribus de Etiopia para darle un sabor característico. Esos meses en que las carreteras de la costa se llenan de miles de vehículos en busca de una playa con espacio para instalar la sombrilla o la tumbona.

Mientras, el mundo ha seguido funcionando, a pesar de que algunos –quizás los que están acostumbrados a no levantar el trasero de la silla– dicen que en verano no hay noticias, Y tanto que las hay, algunas buenas y otras, no. Hace diez días las comarcas tarraconenses se vieron sacudidas por un atentado terrorista que dejó una mujer muerta y varios heridos –personas que caminaban por el paseo marítimo de Cambrils y la agente de los Mossos que estaba de servicio y fue embestida por el vehículo de los yihadistas–.

Un atentado de Cambrils que vino pocas horas después de una masacre en el corazón de Barcelona, sus Rambles, famosas en su día por sus kioskos y sus tiendas de animales, sin olvidar las estatuas humanas. Dos localidades que vieron sacudida su tranquilidad, al igual que la localidad de Alcanar, donde los terroristas preparaban diversos antentados. Durante varios días, la prensa nacional e internacional ha estado pendiente de Catalunya y no por el referéndum convocado para el 1 de octubre. Y dejo de lado las batallas políticas que estos atentados han supuesto y que muchos medios de comunicación han utilizado para cargar tinta contra la otra parte.

Y en las playas

Y si se habla de playas este verano hay que referirse a las numerosas personas que han perdido la vida en ella –y también en piscinas particulares o comunitarias–. No significa que todas hayan muerto ahogadas, sino que muchas de ellas han sufrido problemas cardiacos que nada tienen que ver con un ahogamiento. Se tendría que analizar el porqué tantas personas han muerto y qué se puede hacer al respecto, si abogar por la prevención y la sensibilización o ir a medidas coercitivas y las sanciones. 

Son sólo una ínfima parte de las noticias que este verano nos han sacudido. Mientras, las comarcas de Tarragona han batido nuevos récords de visitantes. Sigue siendo un destino turístico de primer orden mundial. Y muchos turistas volverán el próximo año, cuando habrá nuevas noticias. 

Temas

Comentarios

Lea También