Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Una alumna del Cal·lipolis gana el Catskills de peluquería

Joana Baiges se impuso a los estudiantes de otros siete centros de FP de Catalunya e irá a la final en Madrid
 

Diari de Tarragona

Whatsapp
Joana Baiges, ganadora del campeonato, en el centro, junto a sus modelos, Yolanda Polinario y David Villalonga. FOTO: Cedida

Joana Baiges, ganadora del campeonato, en el centro, junto a sus modelos, Yolanda Polinario y David Villalonga. FOTO: Cedida

Joana Baiges reconoce que se pasó horas practicando con sus profesoras del Institut Cal·lípolis el elaborado peinado que le hizo ganadora del Catskills. Se trata del campeonato en que se miden los mejores alumnos de las diferentes familias de Formación Profesional de Catalunya. En su caso participaba en la competición de peluquería y, por ejemplo, para el elaborado recogido de la foto, contaba sólo con una hora.

Pero esta no era la única prueba a la que tenía que enfrentarse. Desde las nueve de la mañana y hasta las siete de la tarde, estuvo compitiendo junto a alumnos de otros siete centros en el Institut Vall’dHebron de Barcelona. 

Participó en una serie de retos, todos con un límite de tiempo, como hacer un corte de caballero o teñir y arreglar la barba. En el caso de la modelo femenina (una compañera de instituto, igual que el masculino) debía aplicar un tinte con la técnica del balayage (sólo en las puntas) y hacer el recogido con inspiración libre.

La alumna reconoce que no se esperaba ganar, pero está muy contenta porque el siguiente paso será participar representando a Catalunya en la final nacional que se celebra en Madrid. «Hay presión, pero ha sido una experiencia muy enriquecedora», resume.

Del grado medio al superior

Joana es alumna del Ciclo Formativo de Grado Superior de Peluquería dual y ya ha terminado las  horas de práctica en una empresa.
Anteriormente había estudiado un ciclo de grado medio en el mismo instituto y se había hecho acreedora de una beca Erasmus que le permitió trabajar durante un mes en un salón de belleza en Alemania. 

Justamente hasta ayer el Institut Pere Martell de Tarragona acogía las pruebas de Catskills, pero en tecnología del automóvil, soldadura, carpintería y ebanistería.

Temas

Comentarios

Lea También