Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Una banda organizada roba pisos entrando a través de las ventanas

Al menos cuatro viviendas de la zona de Joan XXIII fueron robadas con la misma técnica durante estas vacaciones
Whatsapp
Imagen que encontraron los dueños de uno de los pisos robados al volver de vacaciones.  Foto: DT

Imagen que encontraron los dueños de uno de los pisos robados al volver de vacaciones. Foto: DT

Cuatro pisos de un bloque de viviendas de la zona de Joan XXII fueron asaltados por una banda organizada de delincuentes, que se dedicaron a sustraer principalmente joyas de oro y, en algún caso, también un ordenador portátil. Los autores llevaban guantes, según apuntan los agentes de la Policía Científica de los Mossos d’Esquadra, que en todos los casos realizaron la inspección ocular.

«La familia volvía a casa el pasado lunes después de pasar unas semanas de vacaciones fuera. Abrimos la puerta y todo era normal. No fue hasta que mi mujer se dirigió a la habitación de matrimonio y la vio toda revuelta cuando nos dimos cuenta de que nos habían robado», apunta al Diari uno de los afectados. Los delincuentes se cebaron principalmente en este habitáculo en busca de joyas de oro. Y lo consiguieron. Se llevaron anillos, pendientes, medallas, algunos collares, una pulsera-esclava, etc. «Se llevaron todo lo de oro, incluso el blanco, y dejaron lo que era plata», comenta la víctima. Algunas de las piezas estaban marcadas, bien con el nombre o bien con una fecha. Por ello, los afectados estuvieron buscando por algunas tiendas de empeño por si podían encontrar algún objeto, con resultado negativo.

Pero los ladrones no sólo revolvieron dicha habitación, sino también la de las niñas. Allí hallaron un caja de caudales. La abrieron con las llaves que estaban allí y se llevaron unas veinte libras.

Como la puerta estaba bien cerrada, los dueños del piso estuvieron buscando por dónde habían entrado los ladrones. Fue por el balcón, situado en un primer piso. Para acceder al mismo utilizaron incluso una escalera, según las marcas que dejaron en la barandilla. Ya en el balcón, levantaron la persiana –que estaba completamente bajada– y forzaron la puerta corredera con un destornillador o algún objeto similar. Y por el mismo sitio que entraron, se marcharon.

Tras percatarse del robo, la familia llamó a los Mossos d’Esquadra y una patrulla acudió a realizar una inspección ocular. «Una vecina vio a los agentes que nos acompañaban y nos dijo que ya habían venido hacía unos días porque también habían entrado a robar al piso inferior», afirma. En este caso, los autores saltaron la tapia y se llevaron lo mismo: sólo joyas.

En la mañana del martes, agentes de la Policía Científica acudieron al domicilio en busca de huellas. Nada. Los ladrones utilizaron guantes de látex. Incluso hay marcas de los mismos en el balcón. El mismo martes, una vecina de la misma planta les dijo que a ella también le habían robado y que, además de las joyas, le habían sustraído un ordenador portátil. Y los ladrones también entraron en otro piso de la segunda planta.

Los investigadores creen que se trata de una banda muy organizada y especializada, ya que sólo busca joyas, cuando lo más extendido es que roben también otro tipo de objetos de valor, como pequeños electrodomésticos fáciles de introducir en el mercado ilícito.

Además de estos cuatro casos el Diari también pudo conocer de un caso similar y en las mismas fechas en un piso de la avenida Marquès de Montoliu y varios más en la Rovira i Virgili.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También