Una de cada tres muertes por accidente de tráfico pasa en Tarragona

Este año han fallecido 18 personas en la provincia. En la mitad de los percances se ha producido una infracción, principalmente exceso de velocidad o distracción 

Àngel Juanpere

Whatsapp
La primera víctima mortal del año se registró en la C-14, en Alcover. FOTO: A.Juanpere

La primera víctima mortal del año se registró en la C-14, en Alcover. FOTO: A.Juanpere

Un tercio de los accidentes mortales ocurridos hasta ayer en Catalunya –17 de 52– se han localizado en las carreteras tarraconenses, según el Servei Català de Trànsit (SCT). Otro de los datos preocupantes es que es la demarcación donde más ha subido respecto al mismo periodo del año pasado, concretamente un 12 por ciento. Un tercio de dichos accidentes se han producido en las dos principales vías –la carretera N-340 y la autopista AP-7–, dos en la N-420 y dos más en la C-14, mientras que el resto están muy repartidos, principalmente por vías secundarias.

Un accidente en fin de semana por la tarde producido por una distracción en la conducción y la persona fallecida tenía unos 60 años. Éste sería el perfil de la mayoría de los accidentes mortales ocurridos este año en la provincia de Tarragona. «Es la demarcación que más ha crecido en accidentes mortales», reconoce el coordinador de Mobilitat i Seguretat Viària del Servei Català de Trànsit (SCT), Òscar Llatje. El número de fallecidos en Tarragona es 18 –en el ocurrido el 24 de marzo en Gandesa hubo dos víctimas–, frente a las 54 de Catalunya.

Por el momento no ha encontrado del motivo de este alarmante incremento en Tarragona, que es de un 12 por ciento: de 12 accidentes se ha pasado a 17. Girona también ha subido, aunque menos –de nueve se ha pasado a diez, mientras que Lleida no va variado –siguen siendo ocho– y en Barcelona el descenso es vertiginoso, del 48 por ciento: se ha pasado de 29 a 15 este año.
 

Día Población Vía
5-1 Alcover C-14
9-1 Montbrió Camp Travesía
13-1 Aiguamúrcia T-244
25-1 Corbera d'Ebre N-420
3-2 L'Ampolla N-340
8-2 Benifallet C-12
10-2 Valls T-722
20-2 Montferri T-204
22-2 Bisbal del Penedès C-51
25-2 Altafulla AP-7
15-3 La Selva del Camp C-14
17-3 Deltebre T-340
22-3 Tarragona AP-7
24-3 Gandesa N-420
14-4 Altafulla N-340
15-4 El Perelló N-340
27-4 Alcanar N-340
1-5 Riudoms TV-3141

Òscar Llatje afirma que la demarcación de Tarragona sigue teniendo un peso muy importante en cuanto a movilidad: «Al frente se sitúa la carretera N-340, que tiene mucho tráfico, tanto local como el que está de paso. Y precisamente no es una vía con unos estándares de seguridad, con choques frontales, muchos puntos donde no se pueden realizar adelantos, etc. Es el problema de siempre».

El responsable del SCT reconoce, sin embargo, que el desvío de los camiones de la N-340 hacia la autopista AP-7 está dando buenos resultados. «En el tramo de restricción de circulación de camiones los accidentes con muertos y heridos graves han bajado un 60 por ciento respecto a antes de la medida», señalaba.

Camiones y AP-7 

En la AP-7, en los dos accidentes mortales habidos –a pocos kilómetros de distancia–, en ambos se vieron implicados camiones. El primero se produjo el 25 de febrero en el kilómetro 233,8, en el término de Altafulla. Un camión perdió bloques de hormigón y una furgoneta chocó contra ellos. Y el 22 de marzo, en el kilómetro 243,5 colisionaron un camión y una furgoneta. 

En Catalunya, la mitad de los accidentes mortales han ocurrido durante la semana, una circunstancia que no se da en la demarcación de Tarragona. Al contrario, un tercio han ocurrido entre sábado y domingo, «y esto es mucho», subraya Llatje, «tenemos un problema de desplazamientos de fin de semana de ocio».

Este 2019 la cifra se ha incrementado un 12 por ciento respecto al año pasado

Otro de los aspectos discordantes de Tarragona respecto a Catalunya es en la franja horaria. En la demarcación ha habido tres accidentes mortales por la noche, al igual que en Barcelona, mientras que ninguno en Lleida y Girona. Pero la mayoría se han producido por la tarde. Donde sí hay coincidencia es que están subiendo las víctimas mayores de 74 años. En el Camp de Tarragona, el fallecido más joven tenía 27 años y el mayor, 87. 

Por comarcas, a la cabeza se sitúa el Alt Camp con cuatro accidentes mortales. Le siguen Baix Camp, Baix Ebre y Tarragonès con tres, Terra Alta con dos y el resto con uno, excepto el Priorat, donde no hubo ninguno.

El estado de la vía

Vilafranca asegura que en el Camp de Tarragona ninguno de los accidentes ha5 sido por el mal estado de la vía. Sí que los agentes han detectado una deficiencias. Es en la salida de la AP-7 en Torredembarra, donde muchos vehículos, para evitarse dar la vuelta en la rotonda de la N-340, hacen un cambio de sentido en un lugar prohibido. En este sentido se ha alertado a Fomento para que instale una separación de carriles para evitarlo. Esta medida se eliminará cuando estén hechos los cinco kilómetros de prolongación de la A-7, desde La Móra hasta Torredembarra

Temas

Comentarios

Lea También