Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Una discusión de una ex pareja termina en un accidente de tráfico en Perafort

Los Mossos localizaron el vehículo en la N-240. La conductora fue evacuada al hospital Joan XXIII con heridas leves

Carla Pomerol

Whatsapp
Imagen del vehículo abollado tras dar una vuelta de campana. FOTO: DT

Imagen del vehículo abollado tras dar una vuelta de campana. FOTO: DT

La llegada de los Mossos d'Esquadra, Bombers y SEM no impidió que el hombre y la mujer continuaran discutiendo dentro del coche abollado. Los hechos ocurrían a media mañana del sábado y el aviso por un posible accidente de tráfico en la N-240, en el término municipal de Perafort, se conocían a las 10.34 horas, según han informado fuentes de la investigación.

Tras evacuar a la conductora, herida leve, hasta el hospital Joan XXIII se inició una investigación para esclarecer cómo había ocurrido esa incidencia. Bombers se marchó del lugar una vez terminó su participación en la limpieza de calzada.

La historia va más allá de una posible negligencia al volante. Según han confirmado fuentes de Mossos, la conductora y el acompañante fueron pareja (ahora ya no) y durante el trayecto estuvieron discutiendo.

Según las versiones recogidas, el hombre habría amenazado a la mujer y no se descarta que hubiera activado el freno de mano para parar el coche de forma brusca e imprevisible. Esto daría argumentos a que el vehículo se salió de la calzada, dio una vuelta de campana y los daños que reviste se reflejan en la carrocería mayoritariamente. El airbag posiblemente ayudó a rebajar las heridas de los ocupantes.

Tras sufrir el accidente, la mujer fue la que quedó peor parada y requirió asistencia médica. A pesar de estar herida, la discusión continuó hasta la llegada de los Mossos.

A la conductora decidieron tomarle declaración por la tarde, una vez pasará el reconocimiento médico y una vez contrastadas las versiones, los investigadores observaron que no cuadraban.

Además, el acompañante tiene diligencias abiertas y se está investigando por originar un riesgo para la circulación (se le da la autoría de activar el freno de mano), un delito de lesiones y otro de amenazas.

Temas

Comentarios

Lea También