Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Una docena de arboles caídos durante el temporal

Las brigadas municipales se esmeraron ayer en cortar y recoger las ramas de los árboles caídos por toda la ciudad 

Diari de Tarragona

Whatsapp
Un árbol aplastó un coche en Els Pallaresos Park. Por suerte, no hubo que lamentar ninguna víctima. Foto: cedida

Un árbol aplastó un coche en Els Pallaresos Park. Por suerte, no hubo que lamentar ninguna víctima. Foto: cedida

Después de la tormenta llega la calma. Y ayer, la frase tuvo más sentido que nunca. Después del fuerte temporal de viento y lluvia que vivió Tarragona el domingo por la tarde, ayer se intentaban calcular los destrozos ocasionados. El escenario más visiblemente afectado –gracias a un vídeo que se hizo viral en las redes sociales–, fue la Plaça de la Font que, en cuestión de unos segundos, pareció que un tornado arrasaba con toldos, sillas, mesas y carteles. Algunos vieron venir el vendaval y metieron mobiliario en el interior de los restaurantes, pero otros no sospechaban que la cosa acabaría así y no fueron tan previsores. Por suerte, no hubo que lamentar daños personales.

La Plaça de la Font no fue el único rincón afectado de la ciudad. Los vecinos de la urbanización Pallaresos Park se llevaron buena parte de la tormenta, que acabó con algunos árboles caídos y otros arrancados de cuajo. Como mínimo, un vehículo quedó aplastado por un árbol. 

Los árboles que cayeron provocaron el miedo entre los vecinos de Els Pallaresos Park. Foto: cedida

En el barrio de La Granja, la escuela de Els Àngels también quedó visiblemente afectada por la caída de un árbol, que rompió la valla de metal. Fue ayer por la mañana cuando los monitores del esplai que se lleva a cabo en el centro educativo se dieron cuenta de los destrozos que había ocasionado el vendaval. Durante el día de ayer, las redes sociales se inundaron de imágenes y vídeos donde se muestra la gran intensidad del viento y de la lluvia.

Pero la realidad es que el Camp de Tarragona ya ha vuelto a la normalidad y los daños ocasionados han sido, en general, de poca importancia. Las brigadas municipales se esmeraron ayer en cortar y recoger las ramas de los árboles caídos, concretamente doce. También se produjo un desprendimiento en un balcón de una fachada de un bloque de viviendas de la calle Jaume I, delante de la Tarraco Arena Plaça. Todo quedó en un susto.

La Escola Els Àngels del barrio de la Granja también sufrió daños. Foto: DT

El teléfono de emergencias 112 recibió un total de 397 llamadas durante todo el episodio de lluvias. De estas, 96 fueron generadas desde el Tarragonès. 

Pero el peligro no ha pasado; a las 8.30 de la tarde de ayer los bomberos tuvieron que ir a la rotonda que se halla ante El Corte Inglés a retirar una rama partida de un árbol. Y las previsiones para hoy son de fuerte viento.

Temas

Comentarios

Lea También