Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Una embarazada y un niño, hospitalizados por culpa de un kamikaze en Tarragona

Una familia de El Morell terminó empotrando su Peugeot contra el muro de hormigón de la A-27 para esquivar el coche que les venía de frente

Jordi Cabré

Whatsapp
Una embarazada y un niño, hospitalizados por culpa de un kamikaze en Tarragona

Una embarazada y un niño, hospitalizados por culpa de un kamikaze en Tarragona

Una familia residente en El Morell sufrió este domingo poco después de las 20 horas un accidente de tráfico en la A-27, en sentido Tarragona, cuando se disponía hacer unas compras de última hora. El accidente ocurrió  a la altura del kilómetro 4, dentro del término municipal de Tarragona.

«Salimos de casa a las 19.50 horas y al poco de entrar en la autovía vi de frente un coche que me hacía luces. No me lo podía creer. Ni se inmutó y tuve que salir de su trayectoria», explicó el conductor, de 24 años, que terminó empotrándose lateralmente.

El morellense logró esquivar el coche que le venía de frente con un volantazo. El vehículo que esquivó entró en la autovía en Tarragona y todavía a la altura de Perafort seguía en contradirección. Así lo confirmaron fuentes de Bombers, cuando uno de sus camiones se cruzó con él cuando iba de servicio hacia el accidente de tráfico.

A consecuencia del volantazo, la familia que iba en el Peugeot 407 terminó con heridas a consecuencia del impacto lateral del turismo con el muro de hormigón que delimita los carriles.

En el coche viajaba su pareja, embarazada, y su hijo de 4 años de edad. Los tres fueron atendidos por el SEM en la misma autovía y trasladados hasta el hospital Joan XXIII.

La mujer embarazada terminó en el quirófano ante el riesgo de perder el bebé y el niño estuvo en observación a consecuencia de un golpe en la cabeza. Ayer lunes su padre confirmaba que ya tenía el alta tras comprobar que no había secuelas. El conductor salió magullado del coche, contusión costal, pero a diferencia de su familia no tuvo que ser hospitalizado.

Mossos tuvo conocimiento del conductor kamikaze a raíz de las declaraciones recogidas en el atestado. Fuentes de la Policía Autonómica aseguran que están investigando el caso, aunque reconocen que todavía no tienen identificado al conductor que circulaba en sentido contrario.

Temas

Comentarios