Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Una fuga de agua causa el desplome de parte del falso techo de Parc Central

Ocurrió al mediodía tras la rotura de una tubería del sistema contraincendios, cuando en el centro comercial había pocos clientes
Whatsapp
Durante toda la tarde, el personal de limpieza y mantenimiento intentó que la situación volviera a la normalidad. Foto: Lluís Milián

Durante toda la tarde, el personal de limpieza y mantenimiento intentó que la situación volviera a la normalidad. Foto: Lluís Milián

Susto monumental a primeras horas de la tarde de ayer entre las personas que se encontraban en Parc Central al oír un fuerte estruendo provocado por la rotura de la tubería del sistema contraincendios, lo que originó una importante fuga de agua, que afectó a la zona central del complejo comercial. Diversos locales tuvieron que bajar persianas, aunque se prevé que hoy puedan abrir.

Los hechos ocurrieron sobre las 14.20 horas en la denominada planta de calle, cerca de la salida que da a la avenida de Roma. Por causas que están todavía por determinar, se produjo la rotura de la tubería, lo que originó el desplome de buena parte del falso techo, que cayó sobre el pasillo central en un momento en que no pasaba ningún cliente ni trabajador.

Mientras se procedía al desalojo de clientes y trabajadores, se alertaba a los equipos de emergencias, trasladándose al lugar dos dotaciones de bomberos y una patrulla de la Guàrdia Urbana. La zona se quedó sin suministro de electricidad –la instalación resultó dañada– y agua potable.

Los desperfectos fueron muy importantes. Las personas que pudieron acercarse inicialmente hablaban de la presencia de muchos cascotes en medio del pasillo, con la fuga de agua, que se filtró incluso al piso inferior, llegando a afectar a algunos establecimientos.

Los bomberos revisaron la estructura de la parte caída para determinar si había peligro de nuevos desprendimientos. Después de dos horas de trabajo regresaron a su parque.

El personal de limpieza y mantenimiento se apresuró durante toda la tarde –se esperaba que las labores siguiesen durante la noche– para intentar retirar el material caído, así como el agua acumulada para que hoy abran todos los locales. A media tarde algunos de los establecimos del pasillo central más retirados ya pudieron abrir sus puertas.

Ayer por la tarde no se habían evaluado los daños materiales causados por la caída del falso techo y las posteriores inundaciones.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También