Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Una hora y media para ir en bus de Cambrils a la estación del AVE

Escasas conexiones de bus que no coinciden con los horarios de los trenes son una de las críticas de los usuarios que han hecho que alta velocidad y transporte público se repelan

Núria Riu

Whatsapp
Un viajero sube a uno de los autobuses que para en la estación de Camp de Tarragona. Foto: DT

Un viajero sube a uno de los autobuses que para en la estación de Camp de Tarragona. Foto: DT

Llegar a la estación del AVE en transporte público puede convertirse en toda una aventura. Y no tan solo para los vecinos de algunos de los municipios de interior, sino también para todos los turistas que llegan para pasar sus vacaciones en ciudades con una gran actividad en verano como son Salou y Cambrils.

De hecho, los vecinos de estas dos poblaciones difícilmente pueden plantearse una alternativa al vehículo privado. Fuera del periodo estival tan solo hay un autobús que sale a las 6.30 de la mañana desde Cambrils hasta la estación de Camp de Tarragona. Éste tarda ni más ni menos que 1 hora y 25 minutos en completar un circuito con nueve paradas que pasa por Vilafortuny, Vila-seca y Reus. Los que pacientemente utilizan este servicio ya no pueden coger el primer AVE de la mañana hacia Madrid porque no llegan, y difícilmente podrán subirse al segundo, ya que parte dos minutos más tarde de la hora que está prevista la llegada del autobús. De esta forma, si se ven obligados a esperar hasta el tercero, no llegarán a la capital del Estado hasta las 11:10, pese a haber salido a las 6:30 horas de la mañana de la estación de Cambrils.

Para la vuelta, también hay una única opción. En este caso, sale de Camp de Tarragona a las 22:25 horas de la noche, para finalizar su recorrido después de 1 hora y 30 minutos de viaje.

En los meses de verano, la oferta se incrementa notablemente. Otras ocho conexiones realizan a diario este mismo trayecto en cada uno de los sentidos de la marcha. Aunque verano también es sinónimo de aglomeraciones en la costa. Por ello la empresa Plana, que gestiona la línea, ya prevé que en alguno de los casos este viaje puede llegar a durar hasta 1 hora y 55 minutos. Si tenemos en cuenta que el AVE permite enlazar esta estación de Camp de Tarragona con Madrid en un tiempo de 2 horas 33 minutos de media, el servicio por carretera despierta pocas pasiones. De hecho, la propia página web de la Autoritat de Transport Metropolità del Camp de Tarragona en este caso ya ofrece una segunda opción:que los usuarios de estos municipios vayan hasta Tarragona y ahí hagan transbordo.

Y es que tanto Tarragona como Valls son las ciudades con unas mejores conexiones. Aunque no hay un autobús que coincida con el horario de cada uno de los trenes que salen de la estación, la cifra de expediciones es de 28 ó 29 tanto en la ida como en la vuelta.

En este caso, mantener la oferta ha sido posible gracias a conectar esta estación con el servicio de autobús entre Tarragona y Valls, de forma que no estamos hablando de un autobús lanzadera, sino de un servicio que se detiene en cada uno de los pueblos de esta línea.

‘Un auténtico disparate’

Para el alcalde de Salou, Pere Granados, «estamos hablando de un auténtico disparate. Tenemos un servicio que no es el más adecuado. No tiene ningún tipo de sentido que una persona tarde menos en venir desde Lleida a Camp de Tarragona que lo que tardará después hasta poder llegar a su casa». Y es que, cogiendo los horarios de la línea de costa comprobamos que el trayecto desde la parada del Passeig Jaume I a la estación tiene una duración prevista de 1 hora y 14 minutos.

Esta es la situación con la que se encuentran los usuarios que entre julio y agosto utilizan esta estación y que en un 25,3% tienen Salou como destino final. Así lo hacía público un estudio elaborado por el Grup de Recerca d’Anàlisis Territorial i Estudis Turístics (GRATET) de la Universitat Rovira i Virgili que analizó las características de las personas que pasan por esta estación en los meses más cálidos. También revelaba que tan solo el 15,5% de estos tenían previsto utilizar el autobús.

Con todo, Granados lamentaba que «no dispongamos de servicios lanzadera que conecten de forma directa con la capital de la Costa Daurada». De hecho, aunque los municipios quisieran hacer que sus autobuses llegaran a esta estación no podrían, ya que no pueden salir de los límites de su municipio. Un argumento que siempre ha utilizado para escudarse el Ayuntamiento de Tarragona. Pese a ello, el Diari intentó ponerse en contacto con la concejal de Mobilitat sin que esto fuera posible.

La explotación de las diferentes líneas de transporte público hacia esta estación va a cargo de una empresa privada, aunque es la Generalitat de Catalunya el ente que asume el déficit económico del servicio.

Según datos del Departament de Territori i Sostenibilitat de la Generalitat de Catalunya, en el periodo de enero a septiembre de este ejercicio un total de 58.159 personas han utilizado el servicio de autobús con la estación de Camp de Tarragona.

Esta cifra representa un incremento del 7% respecto a los 54.306 usuarios que registró el transporte público hasta el AVE en este mismo periodo del año pasado. Tampoco ha sido posible conocer la utilización que se hace de cada una de las líneas de autobús.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También