Una ocupación en TGN pone en pie de guerra a los vecinos

Un centenar de vecinos se han manifestado para que no se repitan situaciones anteriores en el barrio

Carla Pomerol

Whatsapp
Los vecinos se han manifestado en contra de la ocupación. CARLA POMEROL

Los vecinos se han manifestado en contra de la ocupación. CARLA POMEROL

La ocupación de un inmueble en el barrio de Boscos ha puesto en alerta a los vecinos de Boscos, en Tarragona. El incidente se ha producido en el número 45 de la calle Oreneta, donde cuatro personas han entrado de forma ilegal en una vivienda ajena. Se trataría de un chico joven, de unos 18 años, una chica embarazada i dos individuos más.

Un vecino de la zona se ha dado cuenta que, entre la una y las seis de la madrugada de este lunes, la vivienda adyacente a la suya tenía las luces abiertas. Se trata de una casa vacía desde el mes de febrero, propiedad del BBVA y que actualmente está en venta.

Cuando dicho vecino vio esta situación anómala, llamó al timbre, sin respuesta. Inmediatamente, llamó a los Mossos d'Esquadra y les alertó de la posible ocupación en el barrio. Cuando llegaron al lugar de los hechos, los miembros de la policía autonómica comunicaron a los vecinos que no tenían potestad para actuar al respecto, ya que tenía que ser el propietario quien interpusiese la denuncia. 

Movilización vecinal

Ante la respuesta de los cuerpos policiales, los vecinos afectados han decidido reunirse este lunes por la tarde para celebrar una asamblea en la puerta del inmueble para decidir qué medidas tomar. Han decidido concentrarse delante de la casa y han acudido rápidamente los Mossos d'Esquadra i la Guardia Urbana con el fin de evitar cualquier confrontación. Los cuerpos policiales no han podido asegurar si desalojaran a los ocupas, ya que depende del tiempo que lleven en la casa. Se han concentrado unos cien manifestantes, diez mossos y una patrulla de la Urbana.

Algún vecino, incluso, se ha comunicado con los ocupas, pero estos les han contestado que no pueden hacer más, que no tienen dónde ir. Por todos estos motivos, los vecinos han determinado plantear acciones para protegerse, si consideran que la policía no lo hace. No quieren más problemas en la urbanización.

Y es que, hace algunos meses, ya se produjo una ocupación en la zona, que se solucionó gracias a la presión vecinal.

Comentarios

Lea También