Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Una oleada de actos vandálicos crea inseguridad en El Serrallo

Un grupo de 3 ó 4 jóvenes arrojaron piedras y ladrillos a coches desde el puente del paseo de la Independència

Carla Pomerol

Whatsapp
Imagen de uno de los coches afectados por los episodios vandálicos ocurridos la semana pasada. Foto: Albert Ramos

Imagen de uno de los coches afectados por los episodios vandálicos ocurridos la semana pasada. Foto: Albert Ramos

Desde hace unos días, los vecinos del Serrallo viven atemorizados a causa de una serie de actos vandálicos que se han producido en la zona. Según testigos, la semana pasada, un grupo de 3 ó 4 jóvenes se situaron en el puente que cruza el paseo de la Independència y arrojaron piedras y ladrillos al vacío, rompiendo los cristales y el chasis de al menos tres coches que pasaban por allí.

En una ocasión, los ladrillos traspasaron los cristales y golpearon al conductor. Los perjudicados pusieron una denuncia el mismo día. Joan Comí, pescador, vecino del barrio Residencial Palau y una de las víctimas, siguió a los jóvenes, que iban encapuchados. Pero se escaparon por la zona del pabellón del Serrallo.

Dos días más tarde se repitió el episodio. Y mientras los afectados llamaban a la policía, dos chicas que pasaban por allí haciendo footing también fueron apedreadas. Todos estos acontecimientos ocurrieron cuando ya era de noche.

Pero hay más. El pasado sábado de madrugada entraron a robar al restaurante Xaloc, situado en la calle Lepant, y se llevaron dos ordenadores portátiles. Xavier Veciana, propietario del establecimiento, asegura que ya es la tercera vez que entran a robar. «Durante el día el barrio es seguro, pero por la noche, no», explica Veciana.

Los vecinos aseguran que los okupas, mayoritariamente afincados en la calle Espinach, los robos a las embarcaciones pequeñas del paseo, los cristales rotos de coches y un grupo de jóvenes que deambulan permanentemente por el barrio marinero provocan una gran sensación de inseguridad en El Serrallo. Así lo han expresado algunos vecinos a través de Facebook.

Por su parte, el presidente de la Associació de Veïns del Serrallo, Ferran Diago, asegura que la situación no es tan grave, y que «desde la asociación ya hemos tomado cartas sobre el asunto, y la presencia policial ha aumentado». Diago ruega a los vecinos que se le informe de cualquier otro altercado.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También