Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Terrorismo

Una quincena de atentados de ETA en la provincia de Tarragona

El más ‘espectacular’ fue el del rack de Empetrol en 1987 y el más grave, una bomba en el Aeropuerto de Reus en 1996. Un militar y un juez del Supremo, dos tarraconenses asesinados

Diari de Tarragona

Whatsapp
Los bomberos apagando las llamas provocadas por la explosión que provocó ETA en 1987 en el rack de Empetrol.  Foto: DT

Los bomberos apagando las llamas provocadas por la explosión que provocó ETA en 1987 en el rack de Empetrol. Foto: DT

La historia negra de ETA también ha salpicado a Tarragona. Dos tarraconenses han muerto a manos de la banda terrorista –un militar y un magistrado del Tribunal Supremo– y la provincia ha sufrido una quincena de atentados. El más ‘espectacular’: el del rack de Empetrol en 1987. El más grave: una bomba en el aeropuerto de Reus, en 1996. 

La Costa Daurada ha sido uno de los objetivos recurrentes de ETA dentro de sus ‘campañas de verano’. La banda atacó los intereses turísticos en casi una quincena de ocasiones.

El turismo es un objetivo ‘de manual’ para los terroristas que obtienen así una repercusión mediática internacional y socavan un bastión clave en la economía. La química también ha estado en la diana etarra. El atentado más grave fue el del 20 de julio de 1996.

Un artefacto colocado en una papelera del aeropuerto de Reus estalló cuando aún no se había podido desalojar una terminal repleta de turistas británicos que esperaban tomar sendos vuelos. Hubo 34 heridos.

Salou y Cambrils también han sufrido el zarpazo terrorista con artefactos de poca potencia en varias ocasiones. El peor para la capital de la Costa Daurada fue el coche bomba colocado el 18 de agosto de 2001.

Tres minutos después de las ocho de la mañana, los 50 kilos de dinamita robados pocos meses antes en Francia estallaron ante el Hotel Cala Font, en Cap Salou. No hubo víctimas pero 750 turistas tuvieron que ser desalojados. 

Las Terres de l’Ebre no se han librado. Un coche bomba con 40 kilos de amonal estalló el 23 de noviembre de 1990 a las puertas del cuartel de la Guardia Civil en Sant Carles de la Ràpita. Por fortuna tampoco se produjeron víctimas. El atentado más ‘espectacular’ se produjo el 12 de junio de 1987.

Los tarraconenses aún guardan en sus retinas la imagen de las llamas gigantes que provocó la explosión de una bomba en el rack de Empetrol. La deflagración despertó el pánico. Muchos ciudadanos huyeron a toda prisa. Las carreteras hacia Valls y Barcelona se colapsaron.

La nómina de víctimas cuenta dos nombres tarraconenses. Un coche bomba estalló el 30 de octubre de 2000 en Madrid al paso del coche del magistrado del Tribunal Supremo Francisco de Querol Lombardero, nacido en Tarragona. También murieron su chófer y su escolta.

El 8 de enero de 1992, el comandante de aviación Arturo Anguera, natural de Tortosa y jefe militar del aeropuerto de El Prat, fue asesinado en Barcelona. Al estilo de ETA. Por la espalda.

Temas

Comentarios

Lea También