Más de Tarragona

Una vacuna cada cuatro segundos en Tarragona

El Camp y el Ebre cierran la semana más prolífica: casi 46.000 dosis, 7.500 al día, un acelerón hacia la inmunidad de rebaño, un reto ya probable para verano. La mitad de los tarraconenses de más de 16 tienen un pinchazo

Raúl Cosano

Whatsapp
Una enfermera prepara una dosis de Moderna que se ha administrado durante esta semana en el Palau d’Esports de la Anella Mediterrània, en Campclar.   FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

Una enfermera prepara una dosis de Moderna que se ha administrado durante esta semana en el Palau d’Esports de la Anella Mediterrània, en Campclar. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

Unas 34.000 vacunas en el Camp de Tarragona y alrededor de 12.000 en las Terres de l’Ebre en la semana más prolífica de toda la campaña de inmunización. Si mayo ya batió récords de pinchazos, el arranque de junio ha supuesto un nuevo acelerón que permite cuadrar las cuentas si se mantiene este ritmo: la media de 7.500 dosis diarias de esta semana posibilita llegar durante este verano a la inmunidad de rebaño, ubicada en el 70% de la población con la pauta completa. Estos días se ha cumplido un hito intermedio: más de la mitad de los mayores de 16 años en Tarragona ya tiene un pinchazo. Ese colectivo de más de 16 es la población diana, es decir, el grupo que se inmuniza en esta primera fase, a la espera de saber qué pasa con esos menores.

La media estadística ilustra bien el ritmo alcanzado. Teniendo en cuenta el estándar mayoritario en los centros de vacunación de ocho horas al día, de lunes a sábado, Tarragona ha puesto esta semana más de 950 vacunas a cada hora, unas 16 al minuto, a razón de una cada cuatro segundo, según una estimación aproximada –hay que tener en cuenta que algunos puntos solo abren medio día–.

Empiezan los de 40 a 44 años

Una buena parte de esos antígenos han ido a parar estos días a los brazos de la generación del baby boom, de 50 a 59 años, que en Tarragona ya roza el 75% de cobertura con una dosis; sin embargo, la llegada de viales ha permitido empezar ya incluso con los cuarentañeros, incluyendo además la franja más baja de esa década. Una escena que ha servido para ejemplificar esta inercia ha sido la afluencia de gente en el centro neurálgico que supone el Palau d’Esports de la Anella Mediterrània, en el barrio de Campclar. Las 5.000 vacunas del lunes, las 3.800 del martes, las 4.700 del miércoles, las casi 4.000 del jueves, las 4.700 del viernes y las 2.000 de ayer sábado sitúan en 25.000, grosso modo, las fórmulas puestas en el recinto.

A eso se añade el trabajo realizado en los puntos intermedios en la región del Camp de Tarragona: 3.300 vacunas en la sala Kursaal de Valls, 3.200 en el Centre de la Imatge Mas Iglesias de Reus y 3.000 en el pabellón Joan Ortoll Calafell durante toda la semana.

En el Ebre también se ha ido a pleno rendimiento. Además de en CAP y hospitales, se ha inoculado en el Pavelló Firal de Tortosa, en Amposta, en Sant Carles de la Ràpita, en Móra la Nova y en Gandesa. La media ha sido de algo más de 2.000 dosis puestas al día, válidas para que las Terres de l’Ebre sigan manteniendo su ligera ventaja frente al Camp de Tarragona en cuanto a coberturas.

Más allá del balance de esta semana que acaba, los datos oficiales de Salut muestran que la vacunación va como un tiro en Tarragona durante todo este mes. La media de vacunas puestas en junio, entre primeras y segundas dosis, es de 8.500. Supera, con creces, los registros el mes de mayo, con 5.780 dosis suministradas por jornada a la provincia, una cifra que triplicaba la velocidad que se alcanzó en los tres primeros meses. El punto de inflexión se había producido en abril, con 4.540 vacunas administradas cada 24 horas, de media.

Aproximadamente el 60% de las vacunas repartidas en Tarragona son de Pfizer-BioNTech; AstraZeneca-Oxford es la segunda en liza, con el 30% de las dosis; alrededor de un 9% son de Moderna, centrada sobre todo en hospitales y para enfermos crónicos, aunque también presente en el Palau; y únicamente un 1% de Janssen, la cuarta en llegar pero la única monodosis.

Estos avances son claves en la progresiva retirada de la pandemia. Ayer, tras siete días sin muertes por Covid-19, Salut notificó un fallecimiento en Tarragona, mientras se comunicaron 66 nuevos contagios. La presión en los hospitales va bajando. Ayer había 41 personas con Covid ingresadas en la provincia, nueve menos, 27 de ellas en la UCI. Bajan todos los indicadores epidemiológicos.

Temas

Comentarios

Lea También