Una violación cada cinco días en Tarragona

Las agresiones sexuales con penetración crecen en la provincia un 35% respecto a 2019, un año sin restricciones por la pandemia

Raúl Cosano

Whatsapp
Un mensaje contra la violencia en una imagen de archivo. EFE

Un mensaje contra la violencia en una imagen de archivo. EFE

Las agresiones sexuales con penetración han aumentado en Tarragona durante 2021, según los últimos datos del Ministerio de Interior. De enero a septiembre se han registrado 57 violaciones, prácticamente el doble que en 2020, cuando hubo 27 en el mismo periodo, si bien hay que tener en cuenta que se trata de un año anómalo, marcado por los confinamientos domiciliarios estrictos de la pandemia. En cualquier caso, el balance del año actual –condicionado igualmente por restricciones en la Covid-19– constituye el récord de los últimos cursos y alcanza estadísticas preocupantes: supone prácticamente una agresión sexual con penetración cada cinco días en las comarcas tarraconenses.

El aumento es notorio en la comparativa frente a 2019, un año normal prepandemia. En aquel entonces hubo 42, así que en estos dos años, dejando a un lado la alteración de la Covid-19, el incremento es del 35%. Pero no solo sube el delito de la violación en concreto, sino que lo hacen todos los actos contra la libertad e indemnidad sexual, que en este 2021 se han disparado un 38,4% en Tarragona frente a 2020: de 203 a 281. Igualmente, las cifras de este año superan a las de 2019, cuando hubo 240 y mucho más a las de 2018, cuando el dato se quedó en 177. La dinámica es general en Catalunya y en España, no solo porque exista una mayor incidencia sino también porque hay más denuncias y, a la sazón, mayor visibilidad. El propio balance de criminalidad de Interior destaca que «el incremento de los delitos contra la libertad e indemnidad sexual debe ponerse en relación con las activas políticas que han provocado una mayor disposición de las víctimas a denunciar estos delitos». Interior destaca que se han reducido los «niveles de infradenuncia» en referencia al aumento de las violaciones.

Estos aumentos se producen justo cuando descienden el resto de delitos. Las infracciones penales crecieron un 9,2% en Tarragona en los primeros nueve meses del año, aunque de nuevo hay que tener en cuenta que la comparativa es con 2020. Si se atiende a 2019, el descenso es claro: de 30.296 delitos de ese año a los actuales 25.031.

Por municipios, Reus, con nueve violaciones registradas, y Tarragona, con cinco, son las poblaciones que aglutinan una mayor cantidad de delitos, si bien también se han producido aumentos en núcleos como Salou, Vila-seca o Tortosa.

La dinámica va en evidente ascenso en los últimos años. Durante 2017 hubo 38 violaciones en Tarragona. El dato se elevó a 40 en 2018 y a 60 en 2019. A falta de un trimestre, este año la cifra es de 57, con lo cual todo indica que 2021 acabará en récord. En 2020 los cierres por coronavirus provocaron un lógico descenso de casi la mitad: 36.

Otra institución que recoge incrementos en esa línea es el Conejo General de Poder Judicial, a través de su Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género. En el segundo trimestre de 2021 se han registrado en Tarragona 594 delitos contra la mujer por lesiones y malos tratos, un 20% más que en el mismo periodo de 2019, cuando hubo 499.

Temas

Comentarios

Lea También