Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Unanimidad para pedir al Govern que pague su deuda en guarderías

CiU se alía con el equipo de gobierno, el PP e ICV y reclama a la Generalitat que abone los 766.000 euros que debe al Consistorio
Whatsapp

El Ayuntamiento de Tarragona reclama a la Generalitat de Catalunya que, en los presupuestos de 2015, incluya una partida para pagar al Consistorio los 766.000 euros que le debe en concepto de Llars d’Infants. Así lo aprobó ayer el pleno municipal, tras debatir una moción que fue presentada conjuntamente por parte de los grupos municipales de PSC e ICV, y que también contó con el visto bueno del PP y de Convergència i Unió.

En el texto se recuerda que el Govern ha pasado, desde 2011, de subvencionar con 1.800 euros cada plaza pública a no pagar nada en la actualidad. Por ello, se insta a la Generalitat para que «mantenga la red pública existente de Llars d’Infants municipales atendiendo a su responsabilidad institucional, ya que tiene competencia plena en esta materia».

Inicialmente, el objetivo de la moción era «reprobar» a la consellera del sector, Irene Rigau (CiU), si bien al final ICV aceptó no ponerlo por escrito, ya que se trata de una petición que «leyendo toda la moción ya se solicita de forma implícita», según manifestó su portavoz, Arga Sentís. Precisamente, este cambio fue el que propició que CiU votara a favor de la propuesta, según reconoció el concejal Robert Vendrell.

Asimismo, el documento exige a la administración autonómica que incremente la dotación en las guarderías hasta los 1.800 euros por plaza y año, así como que «se restituyan las becas para garantizar la igualdad de oportunidades y la equidad en el acceso al servicio».

‘Más coste para las familias’

La portavoz del grupo municipal de ICV en el Ayuntamiento de Tarragona, Arga Sentís, lamentó que «el incumplimiento de la Generalitat provoca que los consistorios deban asumir más presión fiscal» mientras que «las familias deben asumir la parte que no paga el Govern».

En la misma línea crítica se expresó la concejal de Ensenyament, Carme Crespo (PSC), quien pide a la Generalitat «que recupere la voluntad de hacer política para las personas», y que «abone la cantidad que nos debe desde hace años».

Finalmente, Jordi Roca (PP) aseguró que «la Generalitat ha dejado en cero el pago de guarderías y ha incrementado, por el mismo valor que ha recortado, su presupuesto en propaganda».

Polémica por La Móra

Otro punto del orden del día de ayer también afectó a una de las Llars d’Infants municipales que, teóricamente, debían construirse, como es la de La Móra. Ayer, la sesión aprobó «dejar sin efecto la adjudicación provisional», un hecho que fue criticado por Sentís (ICV), quien lamentó que en el acuerdo «se estipula una indemnización de 35.000 euros para la Xarxa Santa Tecla».

Sobre ello, el alcalde Ballesteros contestó que la decisión se debe «al recorte en la subvención económica que ha llevado a cabo la Generalitat».

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También