Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Unas 3.000 personas reclaman más seguridad a la industria química de Tarragona

Bajo el lema 'Volem seguretat, informació i coordinació', los manifestantes han marchado desde los barrios de Ponent hasta el centro de la ciudad

Norián Muñoz

Whatsapp
Imagen de los manifestantes en la Rambla. Norián Muñoz

Imagen de los manifestantes en la Rambla. Norián Muñoz

Los vecinos de La Canonja y Bonavista se han desplazado a pie hasta Torreforta donde ha dado inicio la manifestación en protesta por la explosión de Iqoxe del pasado 14 de enero. Tras una jornada de huelga con un 100% de seguimiento entre los 11.000 trabajadores de la industria química tarraconense, los vecinos cercanos al polígono han salido a la calle para protestar.

Tras unirse en Torreforta, los quinientos concentrados han llevado a cabo un minuto de silencio en memoria del vecino fallecido a causa de la explosión. Bajo el lema 'Volem seguretat, informació i coordinació', los vecinos de Poniente han emprendido el camino hacia la AEQT antes de sumarse a la manifestación prevista por el centro de Tarragona. 

Imagen de los manifestantes de camino a la AEQT. Norián Muñoz

Los participantes corean cánticos como '¿Dónde están las sirenas, las sirenas dónde están?' mientras se dirigen a pie por la antigua N-340. Entre los concentrados hay vecinos de todas las edades, familias con niños, representantes vecinales y algunos políticos. 

Una vez los vecinos de Ponent han llegado al centro de la ciudad, miles de personas se han unido a ellos para reclamar seguridad y información después de un mes en el que la incertidumbre ha tomado la ciudad. Se calcula que alrededor de 3.000 personas marchan ahora en dirección a La Rambla mientras corean consignas como: "Se nota, se siente, los barrios están presentes". Según la Guárdia Urbana, habrían asistido unas 1.600 personas. 

Imagen de los concentrados a su llegada a la plaza Imperial Tarraco. Norián Muñoz

Ricomà se une al reclamo de seguridad

Por su parte, el alcalde Pau Ricomà ha asegurado que “un accidente tan grave como el de Iqoxe no se puede volver a repetir”. “Estamos aquí con todo el Equipo de Gobierno para reclamar más seguridad y más protocolos para la industria petroquímica. El Ayuntamiento está junto a la ciudadanía para reclamar que no vuelva a pasar”. Y ha añadido: “Hasta ahora la ciudadanía siempre hemos vivido con convivencia con la industria petroquímica pero el accidente de Iqoxe lo ha cambiado. Por eso hay que implantar nuevas medidas de control y seguridad”.

El alcalde Ricomà ha recordado que el consistorio “está trabajando desde el primer día con los vecinos afectados por la explosión, para facilitar su retorno a casa y que las aseguradoras asuman los desperfectos. Nuestro papel es el de facilitar el de mediador entre la empresa y los afectados. Estamos encima constantemente para facilitarlos las cosas”.

Temas

Comentarios

Lea También