Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Los democristianos se presentarán con una nueva sigla

Unió apostará por Tarragona en las municipales de 2019

Josep Maria Prats se perfila como el alcaldable de la nueva marca de la formación democristiana, que ocupará el espacio "catalanista de centro moderado". El nuevo partido se presentará este mes de junio en la ciudad

Octavi Saumell

Whatsapp
Imagen de la candidatura de Unió para las elecciones al Parlament de 2015.

Imagen de la candidatura de Unió para las elecciones al Parlament de 2015.

Unió Democràtica de Catalunya (UDC) ya piensa en las municipales de 2019. La formación democristiana, que está a punto de desaparecer al encontrarse en medio de un concurso de acreedores, tiene previsto presentarse a los próximos comicios locales que tendrán lugar dentro de dos años bajo una nueva sigla. Según ha podido saber el 'Diari', Tarragona será la gran apuesta de la nueva marca y, por ello, se prevé presentar la nueva marca en la ciudad este mismo mes.

Josep Maria Prats i Albert Abelló
El líder de Unió, Josep Maria Prats, junto al portavoz municipal del PDECAT, Albert Abelló. Foto: Lluís Milián

De hecho, Tarragona es en estos momentos el Ayuntamiento en el que Unió tiene más cuota de poder, ya que es de los pocos consistorios en los que alguno de sus concejales tiene responsabilidad de gobierno. En Tarragona, Josep Maria Prats es el cuarto teniente de alcalde y concejal de Cultura después del Pacte de Casa Canals que se firmó el 2 de febrero de 2016 entre democristianos, PSC y Partido Popular. 

Para poder firmar el acuerdo de gobierno, Unió rompió en diciembre de 2015 el grupo municipal de la ya extinguida Convergència i Unió. Por ello, el portavoz de CDC (ahora PDECAT), Albert Abelló, presentó un recurso contencioso-administrativo, al considerar que el grupo municipal de Unió no era legal. Primero fue el secretario general del Ayuntamiento de Tarragona, Joan Anton Font, quien dio la razón a Unió y, recientemente, ha sido el Juzgado Contencioso-Administrativo número 2 de Tarragona el que ha confirmado el informe del alto funcionario municipal. "Cuando decidí dar el paso me asesoré legalmente" afirma el portavoz de Unió, Josep Maria Prats, quien considera qu el PDECAT "debe confiar más en la opinión de los trabajadores municipales". 

Josep Maria Prats
Josep Maria Prats es el concejal de Cultura desde febrero de 2016. Foto: Lluís Milián

'Espacio catalanista moderado'

Por todo ello, y ya pasado la mitad del mandato municipal, los democristianos ven en Tarragona su gran apuesta de cara a las próximas elecciones municipales. "Estamos trabajando en un nuevo partido y ocupar el espacio caalanista moderado que ahora ha quedado huérfano" explica Josep Maria Prats, quien se perfila como el futuro alcaldable de la nueva marca. 

"Queremos presentar esta nueva sigla en breve, si puede ser este mismo mes" afirma el representante democristiano, quien asegura que las municipales de 2019 "serán las primeras elecciones a las que concurriremos". Prats asegura que, pese a ir con una marca propia, "no descartamos ir en coalición con alguna otra formación", si bien la nueva Unió haría una lista propia. 

Unió Democràtica
Unió sumó en Tarragona 1.600 votos en las elecciones autonómicas de 2015 y unos 1.000 en las Generales de ese mismo año. Foto: Lluís Milián

En caso de ir en solitario, sería la primera vez en la que Unió se presentara en unas municipales en Tarragona, ya que siempre había concurrido mediante la federación de CiU. Sólo contó con un alcaldable: Ramon Franquès, en 1983. El resto de candidatos siempre fueron de CDC. 

"Estamos convencidos de que sociológicamente hay un espacio consolidado en la ciudad, ya que ERC y PDECAT ofrecen el mismo espacio" afirma Prats, quien remarca que "ya tenemos mucha gente de la sociedad civil interesada en el proyecto. 

El líder de UDC remarca que la nueva sigla "no será una marca heredera de Unió ni iremos con Lliures", Pese a ello, los números parecen complicados parala nueva marca. En 2015, ICV fue el último partido que logró entrar en el Saló de Plens del Ayuntamiento de Tarragona tras sumar 2.853 votos. Se trata de una cifra muy elevada, ya que Unió sólo logró 1.667 apoyo en las elecciones al Parlament de septiembre de 2015 y 1.083 en las elecciones generales de diciembre de 2015. 

Temas

Comentarios

Lea También