Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Unió garantizará a Ballesteros que el 'Sí' al 2017 será mayoría en el pleno

El comité local de UDC aprobó el pasado miércoles apostar por el evento, ya que 'es un tema estratégico para la ciudad'
Whatsapp
El alcalde Josep Fèlix Ballesteros y el edil de Presidència, Javier Villamayor, en una imagen con el alpinista Òscar Cadiach. Foto: Lluís Milián

El alcalde Josep Fèlix Ballesteros y el edil de Presidència, Javier Villamayor, en una imagen con el alpinista Òscar Cadiach. Foto: Lluís Milián

Unió Democràtica de Catalunya (UDC) garantizará al alcalde Josep Fèlix Ballesteros (PSC) que los juegos del Mediterráneo de 2017 tengan mayoría en el pleno municipal. Según ha podido saber el Diari, el comité local de la formación democristiana decidió el pasado miércoles que su concejal en el Ayuntamiento de Tarragona, Josep Maria Prats, apoye al gobierno socialista en todas las votaciones que se lleven a cabo sobre el evento deportivo que tendrá lugar dentro de poco menos de dos años.

De esta forma, los Juegos tienen asegurada la mayoría en la Plaça de la Font, ya que el apoyo del edil de Unió se sumará a los nueve votos del PSC y a los cuatro del PP, por lo que ya serán 14 de los 27 integrantes del pleno municipal los que se mojarán a favor del evento. Esta situación dejará en minoría las dudas expresadas por parte de Ciutadans, ERC, CDC, CUP e ICV.

Fuentes de la cúpula de Unió en la ciudad explicaron a este periódico que su posicionamiento «será independiente del que tenga CDC», ya que consideran que «los Juegos son un tema estratégico para la ciudad». En este sentido, las fuentes consultadas remarcan que el 2017 «es un hecho de gran importancia, no sólo para el deporte, sino para la proyección turística internacional no sólo de la ciudad, sino para toda la Costa Daurada».

En este sentido, UDC se muestra decididamente partidaria del proyecto de 2017 porque «actuará como un potente impulsor de la actividad económica y la creación de empleo».

 

Solicitud al Estado

De hecho, la apuesta de UDC por los Juegos no es sólo a nivel municipal, sino que se trata de un proyecto que también será defendido por los democristianos en el Congreso de los Diputados. En esta linea, el grupo encabezado por Josep Antoni Duran i Lleida presentó el pasado 2 de julio una Proposición no de Ley en la que solicita al ejecutivo de Mariano Rajoy (PP) que incluya una partida de 15 millones de euros de cara a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2016.

En el documento, al que ha tenido acceso este periódico, se pone de manifiesto que «el comité organizador se ha visto obligado a iniciar el diseño de un plan alternativo para el caso de que la ayuda del Estado no llegase o se demorase más de lo deseable». A juicio de UDC, «deben considerarse los largos trámites para la licitación y la puesta en marcha de los proyecto» y que «aunque en ningún caso se contempla la renuncia a los Juegos, sí sería posible que estos sufrieran recortes».

En el texto, Unió reivindica la importancia del evento «no sólo para la reactivación de la economía en Tarragona, sino también para Catalunya y el resto del Estado».

 

CDC sigue con las ‘dudas’

El posicionamiento de Unió choca diametralmente con el de su socio de grupo municipal, CDC. De hecho, el 2017 centró la primera rueda de prensa que Albert Abelló realizó como candidato de CiU a la alcaldía, a principios del pasado mes de febrero. En esa comparecencia, así como en muchas otras, el portavoz convergente en el Saló de Plens mostró sus «dudas» acerca de los Juegos. Precisamente, la pasada semana el propio Abelló aseguró que el gobierno municipal «aún no me ha convencido sobre la viabilidad económica de este proyecto», por lo que los independentistas podrían situarse en el lado contrario a la organización del evento.

En caso de que se produzca esta diferencia entre convergentes y democristianos, ésta no sería la primera del presente mandato. En este sentido, está previsto que ambos partidos –que están integrados dentro del mismo grupo municipal– voten diferente en el pleno del próximo viernes sobre la moción presentada conjuntamente por ERC, CDC y ERC para la inclusión de Tarragona en la Associació de Municipis per la Independència (AMI). Mientras que CDC apoyará el texto, Unió se abstendrá, ya que no comparte los estatutos fundaciones de la entidad.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También