Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Uno de los detenidos por robar tres móviles en Tarragona chocó con la puerta automática de la tienda al huir

Los Mossos tuvieron que parar el tráfico en la antigua N-340 para interceptar el coche. Una empleada de la tienda les había cogido la matrícula

Whatsapp
Uno de los detenidos por robar tres móviles en Tarragona chocó con la puerta automática de la tienda al huir

Uno de los detenidos por robar tres móviles en Tarragona chocó con la puerta automática de la tienda al huir

os Mossos d’Esquadra detuvieron a dos hombres españoles y a una mujer venezolana, de 39, 34 y 36 años, respectivamente, y vecinos de Tarragona y Vila-seca, como presuntos autores de un delito de hurto. Alrededor de las seis y media de la tarde del jueves, un individuo entró en una tienda de telefonía móvil de la Rambla Nova. Aprovechando que la trabajadora atendía a otro cliente, cortó con unas tenazas las alarmas de tres teléfonos móviles de gama alta. Acto seguido salió corriendo de la tienda, tan rápido que no dio tiempo a que la puerta corredera se abriera y chocó contra ella. Una trabajadora le siguió hasta la calle August, donde le esperaba un segundo individuo en un vehículo, con el que huyeron del lugar. La empleada cogió la matrícula.

La Policía Autonómica estableció un dispositivo para localizar a los ladrones. Así, pocos minutos después del hurto, una patrulla detectó el vehículo utilizado en la fuga parado en la Plaça Imperial Tàrraco. Mientras comprobaba que en el vehículo no había nadie –tenía una ventana bajada–, los agentes vieron que un individuo que coincidía con la descripción del autor del hurto se dirigía hacia el vehículo y al detectar la presencia policial huía corriendo. Ante ello, los agentes salieron detrás del hombre y lo pudieron interceptar. En el registro, los agentes le encontraron los tres móviles de gama alta, con un valor aproximado de 2.500 euros. Se trata de dos iPhone 7 y un iPhone 6.

Mientras la patrulla hacía la detención, un agente fuera de servicio vio que un hombre y una mujer subían al vehículo implicado en el hurto y huían por la antigua N-340 dirección Valencia. Gracias a la información de este agente, dos patrullas pudieron detener el vehículo en Campclar. Para ello pararon el tráfico momentáneamente y detuvieron a los dos ocupantes. En el registro del vehículo, los mossos encontraron escondidas bajo el asiento del conductor dos tenazas.

Los tres detenidos, que acumulan 12 antecedentes policiales por delitos contra el patrimonio –uno tiene siete, otro cuatro y el tercero sólo uno–, pasarán hoy a disposición judicial.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También