Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

VÍDEOS. Peligroso rescate en las rocas de una cala de Tarragona

Tres personas, entre ellas un hombre y su hijo, tuvieron que ser salvados por la Creu Roja después de haber tenido problemas con su hinchable

Àngel Juanpere

Whatsapp

Peligroso rescate el realizado la semana pasada por socorristas de Creu Roja del Mar en las rocas de una cala del Bosc de la Marquesa de Tarragona. Al final, las tres personas pudieron ser llevadas a tierra, sólo con unos rasguños y el susto en el cuerpo por los momentos de tensión que habían sufrido.

Cabe recordar que dicha cala no dispone de servicio de socorrismo permanente, tal como indica un cartel que se encuentra a la entrada. Ante cualquier contingencia, Creu Roja envía socorristas de las playas más cercanas.

Minutos antes de la una de la tarde del jueves, Creu Roja del Mar recibió un aviso de Salvamento Marítimo. Había una barca hinchable de color azul a la deriva con cuatro personas a bordo en la playa Waikiki (Cala Fonda).

Desde el centro de control de Creu Roja del Mar se activaron las motos acuáticas -con su correspondiente personal- de las playas de La Móra y Llarga, así como la ambulancia. También se dirigió al lugar el coordinador de emergencias de playa.

Once minutos después del aviso, la primera moto acuática que había llegado al lugar ya informó que eran dos personas adultas y un niño los que tenían problemas. Los tres se encontraban en unas rocas de dicha cala, donde al parecer se habían refugiado después de tener problemas con el hinchable.

Las tres personas se encontraban un poco nerviosas pero bien de salud. Sólo presentaban algunos heridas por cortes producidos por las rocas.

El personal de emergencias optó por llevar a las tres personas a la cercana playa Waikiki. Primero trasladaron al menor y después, a los dos adultos. Se da la circunstancia de que el joven era el hijo de otro de los rescatados.

La tercera víctima rescatada estaba mareada y nerviosa y con principio de hipotermia. Cuando se les dijo que iban a ser evacuadas en la misma moto acuática hacia la cercana playa de La Móra, dicha víctima no quería volver a entrar en el agua después de la mala experiencia vivida.

La alternativa era que se marchara caminando a través del bosque hasta el punto al que podía llegar la ambulancia o bien en helicóptero. Finalmente, se desestimaron las dos opciones y el traslado se hizo por mar, como estaba previsto.

A las 13.50 horas, la moto acuática dejaba en la arena de la playa de La Móra a la primera de las víctimas, y después las otras dos.

Todos fueron atendidos por el personal de la ambulancia, que les curó las heridas que habían sufrido.

Paralelamente, dos hijas menores de edad del herido -y hermanas del otro rescatado, todos de nacionalidad alemana- se encontraban en la playa Waikiki. Dos amigos las acompañaron caminando hasta La Móra para reunirse con el resto de la familia.

Finalmente, los cuatro miembros de la familia, poco antes de las cuatro de la tarde, se subieron al vehículo y se marcharon a Castelldefels, donde habían alquilado una casa.

Temas

Comentarios

Lea También