Más de Tarragona

Va a comisaría a denunciar un robo y acaba detenido por conducir ebrio

Tras ser perseguido e interceptado en Bonavista, se comprobó que no tenía el seguro en regla ni había pasado la ITV

Àngel Juanpere

Whatsapp
El hombre acudió a presentar la denuncia a la comisaría de Mossos de Campclar. FOTO: DT

El hombre acudió a presentar la denuncia a la comisaría de Mossos de Campclar. FOTO: DT

Un hombre que acudió a la comisaría de Mossos d’Esquadra a denunciar la sustracción de su teléfono móvil acabó detenido por hacer caso omiso a los agentes que le dijeron que no se fuera en motocicleta debido a su estado de embriaguez. Finalmente fue interceptado en el barrio de Bonavista después de una persecución. Los agentes comprobaron que la moto no tenía seguro en vigor ni había pasado la ITV. El conductor fue detenido por dos delitos y denunciado por dos infracciones administrativas.

Sobre las siete y media de la mañana del pasado domingo, Pablo F.M., de 46 años, acudió a la comisaría de los Mossos de Campclar con un casco de moto en la mano. Quería denunciar el robo de su teléfono móvil. Los agentes detectaron que iba bajo la influencia de bebidas alcohólicas. Le pidieron si tenía el número de IMEI del terminal y contestó que no. Entonces dijo que iría a casa a buscarlo.

El hombre mostraba dificultades en el habla y se le preguntó cómo había acudido a la comisaría. Contestó que en ciclomotor –después se supo que era una motocicleta–. Ante ello, los agentes le informaron de que no podía cogerlo y se sometió voluntariamente a la prueba de alcoholemia. Dio una tasa de 0,80, más del triple del límite permitido. Los Mossos le recordaron que no podía conducir la moto, aunque él insistía. Finalmente se le dijo que si la cogía, se le pondría el cepo.

El conductor reconoció que no tenía permiso de conducir, sólo licencia. En el momento en que los agentes entraron en la comisaría, el hombre se subió a la moto y se marchó a gran velocidad en dirección a Bonavista. Varias patrullas comenzaron a perseguirlo. Inicialmente hizo caso omiso a las indicaciones y finalmente la moto Suzuki 250 fue interceptada en la calle Vint-i-sis. Los agentes detectaron que no tenía la ITV pasada ni seguro, por lo que lo denunciaron por estas dos infracciones. Y lo detuvieron por un delito de desobediencia a los agentes y por conducción bajo los efectos de bebidas alcohólicas.Después de declarar en comisaría, fue puesto en libertad, a la espera de ser citado por el juez instructor. El hombre carece de antecedentes policiales por temas relacionados con la seguridad vial.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También