Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

‘Vamos a impulsos, en lugar de hacer una planificación’

Entrevista | Rafael Gabriel Presidente honorario de la RSAT perfil |

Carla Pomerol

Whatsapp
Gabriel, en su casa, situada en el corazón de la Part Alta. FOTO: LLUIS MILI�N

Gabriel, en su casa, situada en el corazón de la Part Alta. FOTO: LLUIS MILI�N

Rafael Gabriel es conocido por haber sido presidente de la Reial Societat Arqueològica Tarraconense durante muchos años. Le distinguieron como presidente honorario de la entidad. Gabriel asegura que «mis últimos esfuerzos serán para la arqueología y para la ciudad».
-¿Cómo definiría Tarragona desde el punto de vista arqueológico? -Vamos a impulsos, dando golpes. Sería necesario hacer un estudio con harmonía, planificado y consensuado.

-¿Para qué? -Para crear una planificación, a través de las opiniones de los expertos, e ir desarrollándola a largo plazo. Ahora solamente se tapan problemas, pero sin ningún sentido ni lógica. No puede ser que se hagan las cosas por impulsos.

-¿Qué ha hecho mal la ciudad? -No se ha creado una conciencia. Por ejemplo, el festival Tarraco Viva está muy bien, pero no se entiende que tenga tanto presupuesto y que, en cambio, la partida para preservar los monumentos sea tan baja. No sé ni como cambian las bombillas que se funden.

-¿A qué se debe esto? -Ahora se busca el impacto visual y no se tiene en cuenta la esencia del monumento.

-¿El consistorio defiende bien el patrimonio? -Diríamos que no está acertado, según mi punto de vista. El Ayuntamiento tiene ideas buenas, pero estamos hablando de proyectos complicados que necesitan de una discusión previa. Debería existir consenso en el anteproyecto. Con el tema de las graderías del Circo romano, cuando nos presentaron el proyecto ya había hechos consumados. No podíamos tirarlo atrás.

-¿Por qué pasa esto? - No lo sé. Supongo que todo el mundo quiere ponerse medallas.

-¿El Ayuntamiento pide opinión a la Reial Societat Arqueològica Tarraconense (RSAT)? -Sí, pero cuando el proyecto ya está hecho.

- ¿Y se reivindica el papel de la RSAT? -Sí, claro. En el año 1993, salió la Llei Catalana de Patrimoni, que decía que las ciudades que fueran conjuntos históricos artísticos deberían tener un plan especial de protección arqueológica. Han pasado más de veinte años y aún no existe. La planificación es importante porque se trata de operaciones muy caras, y la mayoría de veces, irreversibles.

-¿Cual es la función de la Reial Societat Arqueològica Tarraconense? - Defender el patrimonio y transmitir el conocimiento, a través del boletín arqueológico. Los más espectacular ha sido la defensa del patrimonio, que a veces ha sido durísimo y nos ha costado mucho.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También