Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona El Pla de Santa Maria

Varias empresas quieren instalar huertos solares en el término municipal del Pla de Santa Maria

El Ayuntamiento se reúne con unos cincuenta productores agrícolas para informar sobre el tema

ALBA TUDÓ

Whatsapp
Imagen de la ruenión de esta semana, al Pla de Santa Maria. FOTO: DT

Imagen de la ruenión de esta semana, al Pla de Santa Maria. FOTO: DT

En los últimos meses, varias empresas se han interesado para instalar huertos solares en terrenos agrícolas en el Pla de Santa Maria. La Generalitat aprobó un decreto el pasado noviembre (16/2019, de 26 de noviembre, de medidas urgentes para la emergencia climática y el impulso a las energías renovables) que ha simplificado mucho los trámites y ha eliminado muchos condicionantes que había hasta el momento.

Las empresas que han pasado por el Ayuntamiento se han interesado en primer lugar por si este tiene terrenos que quiera arrendar para hacer este tipo de instalaciones, pero el Consistorio no tiene. El pasado martes al atardecer, el Ayuntamiento y unos cincuenta propietarios agrícolas y vecinos del Plan se reunieron para hablar sobre este tema e informarlos.

El Incasòl es propietario de una extensión considerable de terreno agrícola en el Plan. Son unas 400 hectáreas situadas hacia el sur del polígono industrial. En los años 90, existió un proyecto para instalar un parque temático sobre la identidad catalana en estos terrenos (Identirama). Al final, el Incasòl se quedó los terrenos cuando el proyecto no fue adelante. Horas de ahora, el Ayuntamiento desconoce si las empresas han contactado con la Incasòl ni qué es la posición de este respecto al tema. Algunos de los terrenos de su propiedad están arrendados a agricultores que los cultivan.

Grandes ventajas

El Plan tiene varias ventajas para instalar placas solares: el término es muy plano, tiene un polígono industrial que ya tiene una conexión de alta tensión sepultada con la subestación eléctrica de Puigpelat y hay zonas donde el terreno es pobre y rinde poco. Hay una gran losa de roca calcárea al subsuelo de todo el término.

En algunas zonas, la tierra cultivable que hay entre esta losa y la superficie es muy escasa y poco fértil. Los precios que los promotores pagan por hectárea son inferiores al rendimiento que tienen los terrenos agrícolas donde se cultiva viña, pero pueden ser superiores a los terrenos con cultivos como cereal (en el Pla de Santa Maria se planta sobre todo cebada) o almendro, pero poca viña.

En otras termas, como Nulles o Bràfim, hay mucha más extensión de viña plantada y es difícil que los precios que ofrecen las empresas promotoras de huertos solares sean atractivos para los campesinos.

El primer teniente de alcalde del Plan de Santa Maria, Josep Silvestre, explicó en el Diario que «nosotros apostamos por las energías renovables, pero habrá que ver el impacto paisajístico que tendrá. Todavía es pronto para decir nada».

«Los tendidos eléctricos tendrán que ir soterradas hasta el punto de conexión. Dentro de una finca, cada propietario puede hacer lo que quiera, pero si van por caminos se tendrán que dejar en condiciones. Hace falta que todo el mundo que se decida a hacer un contrato, se lo mire muy bien», dijo el alcalde del Pla de Santa Maria, Mateu Montserrat. Añadió que «el Ayuntamiento no tiene ningún interés particular. Es una cosa que puede ser beneficiosa para todo el mundo».

A la reunión se formularon varias preguntas, pero horas de ahora el Ayuntamiento no tiene demasiado respondidas sobre este tema. Entre los agricultores, el ambiente es de expectativa. Algunos lo ven como interesante, mientras que otros manifiestan más desconfianza.

Temas

Comentarios

Lea También