Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Varios miembros del comité local de CDC de Tarragona se dan de baja para irse al Ara

Josep Manresa será el '2' de la formación municipalista y Héctor Álvarez, aparte de ir en la lista, será el secretario de organización
Whatsapp

Sigue la crisis abierta en Convergència Democràtica de Catalunya (CDC). Sólo un mes después de que el Comitè Local de la formación nacionalista en Tarragona escogiera a Albert Abelló como el alcaldable para las elecciones municipales del próximo 24 de mayo, este periódico ha podido saber que varios de los integrantes de este ente orgánico se han dado de baja para irse al nuevo partido municipalista Ara Tarragona.

Estos son los casos de Josep Manresa y de Héctor Álvarez, ambos del sector que era favorable a que Victòria Forns repitiera como alcaldable. Según ha podido saber el Diari, los dos presentaron ayer sus renuncias para seguir como afiliados al presidente local de CDC, Jordi Sendra. Estas bajas se unen a las que ya presentaron también hace semanas Artur Nadal y Blanca Carcolé, así como la de algún otro histórico militante.

Manresa, 23 años en CDC

Especialmente significativo es el caso de Manresa (1955), quien llevaba como activo de Convergència Democràtica desde el año 1992. Este empresario del sector inmobiliario será el número ‘2’ de la lista encabezada por Emili Rivelles.

Manresa formaba parte del Comitè Local de CDC desde el nombramiento de Joan Basora, a principios de 2012, y a lo largo de las últimas semanas se había mojado públicamente en favor de Victòria Forns. Ayer comunicó su decisión a Jordi Sendra. «La atual apuesta de CDCme ha decepcionado», aseguró ayer en declaraciones al Diari.

Por su parte, Héctor Álvarez es afiliado convergente desde 2011 y, aparte de formar parte de la candidatura, también será el secretario de organización del nuevo partido. Álvarez, de 45 años, presentó ayer su dimisión como militante de CDCy, lógicamente, del Comitè Local.

«El Ara tiene su núcleo de decisiones en Tarragona, y no necesita que vengan de Barcelona para que le digan cómo debe hacer su trabajo», explicó ayer Álvarez visiblemente contrariado por el proceso que se llevó a cabo para escoger al candidato de la ciudad de Tarragona.

Por su parte, el líder del Ara Tarragona, Emili Rivelles, valoró «muy positivamente» la incorporación de los dos nuevos miembros de su partido, que nació hace un año. «Manresa y Álvarez son personas motivadas para trabajar para la ciudad, que se suman a un proyecto que reivindica un cambio necesario en la forma de hacer política», destacó el cabeza de lista tras confirmar la incorporación de los dos exafiliados de ConvergènciaDemocràtica.

‘Nace para restar a CDC’

El presidente del Comitè Local en Tarragona de CDC, Jordi Sendra, lamentó las bajas de militantes históricos, si bien no quiso confirmar la tramitación de las renuncias ni que hubiera tenido contacto alguno con ninguno de los que se han ido de la formación nacionalista.

«La reflexión que hago a estos militantes es que ellos siempre han sido gente que ha sido muy fiel y válida para el partido y que el Ara es una formación que ha nacido para restar votos a Convergència», afirmó ayer Sendra, quien remarcó que «los estatutos del partido no permiten que un afiliado pueda formar parte ni pedir el voto para otra formación política».

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También