Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Vecinos de Boscos paralizan la licitación de la nueva escuela en inglés

Han presentado alegaciones argumentando que la finca pública se destinará a intereses meramente privados
Whatsapp
La finca donde se instalará el centro educativo en la calle Joan Lamote de Grignon de Florimar.  Foto: Lluís Milián

La finca donde se instalará el centro educativo en la calle Joan Lamote de Grignon de Florimar. Foto: Lluís Milián

Un grupo de hasta seis vecinos ha presentado alegaciones al proyecto de licitación de un centro de enseñanza privado en lengua extranjera que está previsto que se ubique en la calle Joan Lamote de Grigon de Florimar, en Boscos de Tarragona. Estas alegaciones han provocado la suspensión del trámite de la concesión administrativa para elegir finalmente la empresa encargada de construir y gestionar el centro. Los vecinos argumentan que el objetivo de la concesión es permitir un uso exclusivo privado de la finca que de ninguna manera hace prevalecer, pues, los intereses generales, beneficiando tan solo el interés particular. Otro de los argumentos esgrimidos por estos vecinos es que la finca está calificada como equipamiento de titularidad municipal y, según los propios vecinos que presentan las alegaciones, no se ha expresado en ningún plan especial la concreción del uso de este equipamiento, no siguiendo el procedimiento establecido y, por tanto, se solicita la nulidad de dicho procedimiento.

Las alegaciones han provocado la suspensión del proceso de licitación que se inició el 26 de mayo de 2015 y que finalizaba el 2 de julio. El 27 de junio se presentaron las alegaciones y, por tanto, se suspendió, tal y como constaba en el procedimiento, el trámite hasta que dichas alegaciones no fueran resueltas. El teniente de alcalde de Servicios Centrales, Hacienda y Guardia Urbana, Pau Pérez, aseguró a el Diari que los servicios jurídicos del ayuntamiento habían desestimado a última hora del viernes las alegaciones de los vecinos y que el procedimiento se reanudaría una vez la resolución fuera publicada en el Boletín Oficial de la Provincia de Tarragona (BOPT). «Me lo acaban de comunicar. Los servicios jurídicos han desestimado las alegaciones. Si estos vecinos quieren seguir oponiéndose a la licitación deberían, en principio, ir por la vía del contencioso administrativo», dijo Pérez, que quiso restar importancia al hecho que algunos vecinos hubieran paralizado el procedimiento de licitación: «Es muy frecuente que se presenten alegaciones a los diferentes procedimientos que se hacen desde el ayuntamiento. Se trataba de alegaciones muy técnicas que, por otra parte, se presentaron a última hora. Todo se reanudará para que las empresas interesadas puedan presentarse si así lo desean», explicó.

De este modo, el plazo depresentación de proyectos para la adjudicación de la construcción y gestión del centro educativo se ampliará durante tantos días como este procedimiento ha estado paralizado.Es decir, si las alegaciones se presentaron el 27 de junio y la fecha límite era el 2 de julio, se tendrá que establecer, en principio, un plazo de 7 días hábiles más para la presentación de propuestas. Este período sería efectivo desde el momento que se publique en el BOPT, cosa que aún no ha sucedido.

Por su parte, la Asociación de Vecinos Mas Vilà de Boscos se encuentra pendiente de mantener una reunión con representantes municipales para poder manifestarse sobre este asunto. «Hasta que no nos reunamos con el ayuntamiento y tengamos toda la información de este proyecto de primera mano, no expondremos nuestra postura. Primero queremos saber en qué consiste realmente este centro educativo y después decidiremos si estamos a favor o no», asegura Àngels Vilanova, de la AA.VV. Mas Vilà de Boscos.

El espacio destinado a este centro de enseñanza en lengua extranjera –que sería, en principio, en inglés– es una finca de 11.853 metros cuadrados. La empresa adjudicataria pagará un canon anual al ayuntamiento de 13.079 euros en un proyecto que abarcará la enseñanza desde primaria hasta bachillerato, es decir justo antes de empezar la universidad.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También