Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Vecinos de la Part Alta reclaman una solución a la oleada de robos

'Miedo y preocupación' en el barrio porque, pese a las detenciones de hace un mes, los delitos han continuado en casas y comercios
Whatsapp
Imagen del Carrer del Vidre, ayer. Es una de las muchas calles en las que se han registrado robos. Foto: Pere Ferré

Imagen del Carrer del Vidre, ayer. Es una de las muchas calles en las que se han registrado robos. Foto: Pere Ferré

La Part Alta lleva varias semanas viviendo una insistente oleada de robos en viviendas y comercios que están sembrando el «miedo» y la «preocupación» entre los vecinos. No existen datos exactos, pero los habitantes del núcleo antiguo de Tarragona hablan de más de una veintena de sucesos de este tipo en apenas mes y medio. «Ahora mismo estamos intentando recopilarlo, porque como hay quien lo ha denunciado a Mossos, otros a la Guàrdia Urbana... No hay un registro concreto. Además, hay quien no se atreve a decir nada porque les amenazaron», explica Melcior Bustos, uno de los representantes del movimiento vecinal que se ha puesto en marcha en los últimos días para reclamar soluciones.

Pese a esa ausencia de datos específicos, consta que se han dado episodios de este tipo en calles como la del Vidre, la del Claustre, el Pla de la Seu, el Carrer Major, Merceria, la Plaça del Fòrum, la Baixada del Roser... En casi todas ellas, además, ha habido más de uno y más de dos casos. Incluso se han llegado a registrar tres robos en un mismo local en apenas un mes. Sin ir más lejos, el pasado viernes a las 23 horas un vecino de la calle Mediona avisó a los Mossos d’Esquadra de que había visto a una persona acceder a su balcón. Y no es el primero. Lo mismo denunció en las redes sociales un vecino de la Plaça de les Cols a finales de abril.

‘Nos están vigilando’

Hace poco más de un mes se produjeron varias detenciones a cargo de la Guàrdia Urbana y losMossos d’Esquadra de personas –algunas de ellas menores– acusadas de estos hechos. Sin embargo, los vecinos aseguran que han continuado. «Nos alegramos de aquellas detenciones, porque para entonces ya había preocupación y pensamos que por fin el tema habría terminado. Pero no ha sido así. Los robos han continuado casi con la misma frecuencia, también durante el periodo en que esas personas estaban detenidas, por lo que estamos convencidos de que, además de ellos, hay otros responsables que siguen actuando», afirma Melcior Bustos al respecto.

Los vecinos están especialmente atemorizados, además, por la aparente facilidad con la que los ladrones están actuando. «Lo que más nos preocupa es que todo el mundo tiene la sensación de que le están vigilando muy minuciosamente, porque no actúan de madrugada o en pisos que llevan semanas vacíos, sino a plena luz del día. Alas 12 del mediodía, a las seis de la tarde... A horas a las que no se puede saber, si no se ha estudiado previamente el inmueble y el comportamiento de su gente, si una casa va a estar vacía. En una casa, por ejemplo, entraron por la mañana, en el tiempo que tardó una madre en ir al colegio a por su hijo y volver. Apenas 15 minutos».

‘Movimiento espontáneo’

Por todo ello, un grupo de vecinos ha decidido organizarse para buscar soluciones. «La gente está preocupada y tiene miedo. Hay que arreglarlo. Así que el viernes nos comenzamos a organizar. Fue una reunión espontánea de una veintena de vecinos preocupados. En los últimos días, gracias a que nuestra iniciativa ha circulado, se han sumado muchos más. Ya somos alrededor de 60», dice su portavoz, que aclara:«No somos una asociación de vecinos, ni queremos serlo. No venimos a ocupar el puesto de nadie ni vamos contra nadie, ni contra el Ayuntamiento ni contra los Mossos. Es más, pedimos la colaboración de todos ellos. Simplemente queremos solucionar este problema y cuando esté arreglado, habremos terminado».

La intención de este grupo de vecinos es «en primer lugar contactar con el Ayuntamiento y reunirnos con la concejal de barrio o con el de seguridad. Lo primero que queremos es saber hasta qué punto el Ayuntamiento, la Guàrdia Urbana y los Mossos conocen la gravedad del tema. Si vemos que responden, no vamos a ir a molestar ni a alborotar porque sí». Sin embargo, si a los vecinos les queda la sensación de falta de respuesta, no descartan movilizaciones. «De entrada, estamos pensando en recoger firmas, repartir panfletos por la Part Alta... Nuestro objetivo es solucionar esto antes de que sea insostenible. Antes de que algún grupo de vecinos se harte y decida tomarse la justicia por su mano con patrullas ciudadanas o algo semejante. Eso es justo lo que

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También