Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Vía libre para que el cine sea más barato en Tarragona

La bajada del IVA del 21 al 10 por ciento entrará este jueves en vigor tras su publicación en el BOE

Javier Díaz

Whatsapp

El IVA de las entradas de cine bajará mañana del 21 al 10 por ciento tras la previsible publicación hoy en el BOE de los Presupuestos Generales, que contemplan esta reducción. En las salas de Tarragona supondría un abaratamiento medio de 0,68 euros por entrada, hasta los 7,35 euros, en fines de semana y festivos, según el análisis de FACUA-Consumidores en Acción. Eso sí, cada cine, de forma individual, deberá decidir cómo repercutirá la aplicación de este impuesto en sus tarifas.

La asociación confía en que el sector de la distribución traslade de forma inmediata la bajada del IVA al precio de todas sus modalidades de entradas. Y asegura que vigilará que las salas la apliquen «de forma proporcional a la disminución» de ese impuesto. En caso de detectar que ciertas empresas del sector no disminuyen los precios o lo hacen menos de lo que corresponde, señala que presentará las correspondientes denuncias ante la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) para que investigue si se han producido acuerdos ilegales.

Las principales salas de la provincia de Tarragona aseguran que todavía no saben cómo influirá el descenso del IVA en sus precios. Ocine, presente en Les Gavarres, Vila-seca, El Vendrell y Roquetes, sostiene que está pendiente de la publicación en el BOE; mientras que Yelmo Cines del Parc Central de Tarragona y Cines Axion de La Fira Centre Comercial de Reus apuntan que sus oficinas centrales todavía no les han comunicado qué medidas tomarán.

‘Vuelta a la normalidad’
La Federación de Cines de España (FECE) manifiesta su «satisfacción» tras conocerse la aprobación de las cuentas de 2018 y celebra «la vuelta a la normalidad» del IVA aplicado a las salas de cine, tras «más de cinco años» en los que, según explican los exhibidores, los cines han hecho «un esfuerzo notable» para que los espectadores no se vieran afectados. 

El sector cinematográfico y el resto de ámbitos culturales experimentaron una subida del IVA del ocho al 21 por ciento en septiembre de 2012 -a excepción de libros, que cuentan con un cuatro por ciento, o las entradas de los museos, exentas de este impuesto- y desde entonces ha reivindicado el descenso de este tributo. 

La cultura fue uno de los sectores más perjudicados por ese incremento ya que mientras que el tipo general pasó del 18 al 20 por ciento, el reducido del ocho al diez por ciento y el superreducido se mantuvo en el cuatro, algunos ámbitos, como la venta de entradas a espectáculos culturales (cine, teatro o conciertos), cambiaron de un tipo de gravamen reducido al general, lo que supuso 12 puntos porcentuales más. 

Las entradas a las salas de cine no se incluyeron en la bajada del IVA al 10 por ciento que entró en vigor en junio de 2017, pues solo abarcó los espectáculos culturales. Ahora, con la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado, se equiparará al teatro, la danza o la música en directo.  

Temas

Comentarios

Lea También