Más de Tarragona

Vídeo e imágenes. Comienza la beatificación del médico Mariano Mullerat Soldevilla en la Catedral

Centenares de personas acuden a la ceremonia 

C. Pomerol

Whatsapp
Un momento del acto en la Catedral de Tarragona.

Un momento del acto en la Catedral de Tarragona.

Puntualmente ha empezado esta mañana en la Catedral de Tarragona la beatificación del médico Mariano Mullerat Soldevilla, nacido en Santa Coloma de Queralt y fusilado en Arbeca (Lleida) en 1936 por sus convicciones religiosas. 

Al acto ha empezado a las 11 de la mañana con la presencia de centenares de personas. La misma es oficiada por el cardenal Angelo Becciu, prefecto de la Congregación para las causas de los Santos de la Santa Sede. La asistencia es por invitación y las parroquias de diferentes puntos de Catalunya ya se han organizado para acudir. El Ayuntamiento de Tarragona ha tomado medidas especiales para controlar el tráfico en la Part Alta durante toda la mañana.

 

Más allá de la ceremonia de este sábado, el Arquebisbat ha organizado una serie de actos para conmemorar la beatificación. Entre ellos hubo este viernes por la tarde un Viacrucis en el Amfiteatre.

Médico y padre de familia
Mariano Mullerat nació en Santa Coloma de Queralt y fue el sexto de siete hermanos. Además de en su pueblo, estudió en Reus y siguió la carrera de medicina en la Universitat de Barcelona.
En su biografía, que se puede consultar en una página web creada por el Arquebisbat de Tarragona para tal fin (http://beatificaciomullerat.arqtgn.cat), se explica que en 1918 entabló correspondencia epistolar con la joven Dolors Sans Bové, con quien se casó. La pareja se estableció en Arbeca, una población de unos 3.000 habitantes. Tuvieron cinco hijos, aunque la primogénita falleció nada más nacer. 

Asistentes a la ceremonia en la Catedral de Tarragona.

Desde 1923 a 1926 dirigió un periódico local en catalán, titulado «L’Escut». Fue elegido alcalde de Arbeca el 29 de marzo de 1924, y desempeñó el cargo por dos trienios consecutivos, hasta marzo de 1930. Su elección no estuvo motivada por la pertenencia a algún partido político y se ganó el favor de sus conciudadanos. Mullerat fue sacado violentamente de su domicilio en la mañana del 13 de agosto de 1936. Destaca en su biografía que mientras estuvo preso «curó a uno de sus verdugos de una herida que se causó a sí mismo al disparársele el arma que portaba en sus manos. Hizo asimismo una receta para el hijo que tenía enfermo uno de los que lo acusaban. Además, subido ya al camión que lo conduciría al lugar elegido para el asesinato, recordó a sus pacientes. Pidió un lápiz y papel y escribió en él los nombres de los que esperaban su visita profesional. Después rogó a alguien de su entorno que hiciera llegar aquella lista a otro médico del pueblo, para que mantuviera bajo su cuidado a quienes él ya nunca podría atender». Fue fusilado junto a cinco detenidos más.

Concentración silenciosa

Coincidiendo con la ceremonia de beatificación, un grupo reducido de personas se ha concentrado silenciosamente a las puertas de la Catedral de Tarragona, desde las diez de la mañana. La concentración, convocada por el colectivo 'Volem Bons Bisbes Catalans', ha surgido motivada por las noticias sobre quién sustituirá el arzobispo Jaume Pujol, después de que presentase su renuncia por razón de edad. "Avui sabem que el candidat millor situat a succeir-lo és l'actual bisbe de Barbastre i Monsó, Ángel Pérez Puezo, natural de Saragossa. Mons. Pérez té l'aval del cardenal de Barcelona, Juan José Omella, membre de la congregació pels bisbes i un dels referents del Papa Francesc a Espanya, així com, segons sembla, del mateix arquebisbe Pujol", se recoge en un comunicado.

En el mismo, los concentrados manifiestan que Ángel Pérez Puezo "no és la persona indicada per a la seu primada de Tarragona, ja que la seva formació cultural y eclesial castellana farà molt complicat l'encaix amb la tradició eclesial de la diòcesi i agreujarà la ja difícil situació en què es troba la Conferencia Episcopal Tarraconense".  

 

Temas

Comentarios