Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Villamayor convence a los empresarios con las virtudes de los Juegos de 2018

Ayer se celebró la 17a Nit Empresarial de la CEPTA con el lema ‘2018, tret de sortida’, que centró las miradas en las inversiones y repercusiones del evento deportivo

Carla Pomerol

Whatsapp
El presentador del acto, el humorista Javi Sancho, puso la alegría a una noche llena de felicitaciones y reconocimientos. Foto: Pere Ferré

El presentador del acto, el humorista Javi Sancho, puso la alegría a una noche llena de felicitaciones y reconocimientos. Foto: Pere Ferré

El legado de la ciudad después de los Juegos Mediterráneos y el turismo deportivo que el evento promocionará. Estas fueron las dos máximas de las que habló el comisionado de los Juegos, Javier Villamayor, durante la 17a Nit Empresarial de CEPTA, que centró sus miradas en el acontecimiento deportivo que tendrá lugar desde el 22 de junio al 1 de julio de 2018. Pocos fueron los empresarios presentes que no quedaron totalmente convencidos del éxito de los Juegos Mediterráneos. Y es que el concejal responsable del evento apuntó sus principales virtudes.

El discurso empezó con la enumeración de todos los equipamientos que se han reformado, completado o creado para los Juegos. La construcción de la Anilla Mediterránea de Campclar, con 3.500 árboles y un lago de más de 12.000 metros cuadrados, la remodelación del velódromo y del Poliesportiu de Campclar, la piscina olímpica y la gran y original pasarela que conecta las instalaciones han sido algunas de las inversiones que se han llevado a cabo para la celebración de los Juegos. La más importante, para el final: el Palau d’Esports, con cubierta de cerámica y capacidad para 5.000 espectadores. También se habló de la Tarraco Arena Plaça, que acogerá la competición de voleibol; del Nou Estadi, escenario del acto de inauguración y clausura de los Juegos, y, finalmente, del complejo Sant Jordi, que servirá para entrenar a los atletas. 

Después de los discursos fue el turno del cóctel. Foto: Pere Ferré

Villamayor recordó que todo esto representa «un rápido crecimiento económico para el territorio» y aseguró que por cada euro invertido se ganarán seis. Aprovechó el momento para agradecer a las empresas patrocinadoras y a las administraciones que han ayudado a hacer frente a la inversión de más de 50 millones de euros. «No hay ninguna ciudad que haya hecho esta inversión para unos Juegos», aseguraba Villamayor, quien destacó que «el factor clave de esto es el legado que nos quedará a los tarraconenses». 

El concejal responsable de los Juegos también habló de turismo y sentenció que «el turismo deportivo está de moda». Villamayor aseguró que Tarragona es una ciudad perfecta para ser un centro de alto rendimiento, es decir, punto de encuentro para los deportistas de elite, «no solamente por el legado que nos queda, también por el clima, la gastronomía y el patrimonio». Acabó el discurso emocionando a los presentes. «Quién sabe si, de aquí a veinte años, tendremos algún medallista olímpico tarraconense. Y el motivo será haber puesto la semilla en el año 2018», acabó Villamayor. 

Los asistentes aprovecharon la ocasión para saludarse. Foto: Pere Ferré

El conseller d’Empresa i Coneixement, Jordi Baiget, aseguró que los Juegos son una oportunidad para conseguir frutos en el territorio. «El año 2018 es el inicio de un futuro mejor», sentenció Baiget. 

En el acto también se pudo escuchar el testimonio de cuatro deportistas tarraconenses que han participado en algunos Juegos Mediterráneos o Olímpicos. Santiago Esteva, Silvia Fontana, Antoni Pinilla y Eladi Vallduví explicaron su experiencia. 

Temas

Comentarios

Lea También