Tarragona Medio ambiente

Visto bueno para ampliar las canteras de cal junto a Calafell y Bellvei

El grupo ecologista Geven y los vecinos alertan de la afectación para las viviendas y el paisaje

REDACCIÓN

Whatsapp
Las canteras que ya están en explotación en la zona.  FOTO:  GEVEN

Las canteras que ya están en explotación en la zona. FOTO: GEVEN

El Grup Ecologista del Vendrell i Baix Penedès (Geven) denuncia que el departamento de Territori de la Generalitat ha dado el visto bueno al proyecto de ampliación de extracción de carbonato de cal en la cantera Maria Teresa en Castellet i la Gornal, próxima a núcleos de Calafell.

Los ecologistas denuncian que esa ampliación aumentará la superficie de extracción «de forma exagerada» y que destruirá «una gran parcela de bosque, su flora y fauna y una gran cantidad de olivos».

El Geven dice que la zona que se ampliaría tiene la calificación de «protección especial por su interés agrario y natural», además de «la proximidad de la calificación de la Xarxa Natura 2000 de gran parte de la serralada litoral, el parque natural del Foix y diversas barracas de piedra seca catalogadas por el Observatori del Paisatge».

Vibraciones

Vecinos de Clariana y de los núcleos de Rocallisa, Valdemar, Montmar, les Brises de Calafell, Calafell Park, además de zonas de Bellvei y de la Gornal ya denunciaron la posibilidad de la ampliación. Explican que ya con la actual cantera en Castellet y L’Arboç sufren constantes ruidos y vibraciones en sus casas, por lo que una ampliación de la zona de extracción se incrementarán.

La mediciones realizadas en las actuales canteras cumplen con la normativa vigente. Pero los ecologistas aseguran que son normas de los años sesenta y muy desfasadas. «Es muy permisiva y no vela por la calidad de los vecinos y de las zonas residenciales más próximas».

Recuperación

El grupo ecologista Geven considera además de las empresas extractoras del carbonato de cal en las actuales canteras no cumplen con la obligación de recuperar el paisaje una vez finaliza la explotación de una zona. Acusan a la Generalitat y al Ayuntamiento de L’Arboç de no defender los intereses de los ciudadanos por la situación.

Los vecinos de las zonas próximas a las pedreras y a las zonas de ampliación de extracción constituyeron la Plataforma per a la Defensa de la Qualitat Ambiental i Paisatgística i la Flora de l’entorn del Foix afectades per la Pedrera (CAPEC).

Explican que con las voladuras «tiemblan las casas». Temen que algunas de las grietas que han aparecido en sus viviendas estén causadas por las extracciones de piedra. Ya consideraban difícil frenar la actividad extractiva, pero anunciaron movilizaciones para evitar que la pedrera crezca en superficie y que no genere afectaciones. También piden la restitución paisajística de las zonas de extracción.

Los ecologistas del Geven piden a la Generalitat que no conceda la ampliación de la cantera y que en la redacción del Pla Territorial de la Vegueria Penedès se contemple una legislación más respetuosa con el medio.

Distancia

Los vecinos señalan que estarán vigilantes a que se respete la distancia mínima que establece la Ley respecto a las viviendas, pero que consideran que es muy escasa y debería revisarse.

Añaden los residentes en núcleos próximos a las zonas de extracción que a las voladuras diarias se une la afectación por el paso de camiones y el polvo que genera la actividad. «Desde las casas hasta se oye el pitido de los camiones al dar marcha atrás».

Según señalaron realizarían movilizaciones contra la aprobación de la autorización para ampliar las zonas de extracción de material.

Temas

Comentarios

Lea También