Vitor Seorra: «La industria química será parte de la solución»

Cambio climático. Vitor Serroa, ganador del Premi Dow 2021, asegura que la química puede ayudar a mejorar la sociedad con tecnología e innovación

GERARD CAÑELLAS

Whatsapp
Seorra posando con el premio tras el acto de entrega en el auditorio de Dow. FOTO: PERE FERRÉ

Seorra posando con el premio tras el acto de entrega en el auditorio de Dow. FOTO: PERE FERRÉ

Artículos relacionados:  

Vitor Seorra (Brasil, 1993) es un joven ingeniero que este 2021 ha terminado el Máster en Ingeniería Química por la URV. A lo largo de su trayectoria ha sido merecedor de varios reconocimientos académicos, como el premio INOVA FEI al mejor trabajo final del grado de ingeniería química. Asimismo, vio publicado en la revista CELLULOSE su trabajo final de licenciatura, titulado «Tratamiento de efluentes de cromo por adsorción sobre quitosana activada con líquidos icónicos». Hizo las prácticas en Dow, donde fue contratado como ingeniero químico en el departamento de Servicio Técnico y Desarrollo. Con el premio, se ha ganado un puesto como ingeniero de mejoras en la planta de octano de la misma compañía.

¿Cómo te sientes al recibir el Premio Dow 2021?

Muy contento y afortunado. Es un honor ser reconocido por parte de la URV y de Dow con este premio y estar entre los mejores profesionales de la rama de la ingeniería química. Espero poder aportar mucho y ayudar en la parte social y con las innovaciones tecnológicas para mejorar la sociedad, la región de Tarragona y la propia empresa.

¿Como has llegado hasta aquí?

Me gustan las ciencias desde que era niño. Estudié la carrera de ingeniería química en Brasil y trabajé en una empresa pequeña de plásticos, en la cual tuve mi primer contacto con polímeros y plásticos. Después de cuatro años, siempre tuve las ganas de viajar y tener la experiencia de vivir fuera. Busqué programas de máster y encontré el de la URV, que me interesó mucho porque tenía un convenio con el mercado laboral muy importante. Desde que llegué a Tarragona me encantó la ciudad y el programa del máster es muy inclusivo, muy internacional, lo que facilitó mi adaptación aquí con personas de otras partes del mundo. Y Cataluña y los catalanes me han recibido de una forma espectacular, no me puedo quejar de nada. Después hice las prácticas en Dow, me presenté al premio y tras varias entrevistas y la presentación de un trabajo he conseguido el puesto en la compañía.

¿Qué puntos fuertes crees que ha valorado el jurado para escogerte a ti como ganador?

Que soy una persona muy versátil. Puedo trabajar en cualquier condición, tipo de mercado o situación. Empecé en un departamento técnico y comercial y ahora, con el premio, estoy haciendo de ingeniero de mejoras en una planta que hace subproductos a partir del petróleo. Cuido de la planta de octano a nivel de producción, es decir, hacemos proyectos de mejora de los reactores y otros equipos para hacer un producto final de mayor calidad.

¿Dónde te ves dentro de unos años?

Espero aportar mucho y conseguir un puesto de relevancia en la Dow y en la industria química. Pero no digo que no a nada, porque el ámbito académico y de investigación es algo que también me apetece. Ya veremos, soy una persona versátil y no cierro puertas. Si hay una oportunidad y es buena, voy a por ella.

¿Porque escogiste Tarragona?

Tarragona tiene un polo industrial muy conocido y Dow es importantísima en él. Además su planta de octano tiene una tecnología única en el mundo.

¿Qué importancia tiene la indústria química en la sociedad?

La industria química esta muy mal vista y se critica que contamina pero lo cierto es que la solución a los problemas medioambientales saldrá de ella, con productos biodegradables y procesos sostenibles.

Temas

Comentarios

Lea También