Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

«Vivimos pensando quién será el próximo al que atropellen»

Los vecinos de la Rambla President Francesc Macià exigen semáforos o pasos elevados

Carla Pomerol

Whatsapp
El 29 de septiembre hubo el único atropello mortal del año, en la Rambla Francesc Macià. FOTO: À. Juanpere

El 29 de septiembre hubo el único atropello mortal del año, en la Rambla Francesc Macià. FOTO: À. Juanpere

Ya son cuatro los atropellos que han tenido lugar en el último mes y medio en la Rambla del President Francesc Macià de Tarragona. En uno de ellos, una mujer perdió la vida. En otro, la víctima fue un perro.

Los vecinos de la zona están preocupados y aseguran que viven con el corazón encogido y a la espera de que llegue el atropello número 5. Es por esto que piden al Ayuntamiento que pongan medidas para evitar más desgracias. «Está más que demostrado que se trata de un punto negro de la ciudad», asegura la secretaria de la Associació de Veïns del Parc Francolí, Roser Barrio.

Los vecinos opinan que en el tramo que va desde la Plaça de les Corts Catalanes y hasta la Plaça Generalitat –la rotonda de El Corte Inglés– ocurre la tormenta perfecta.

Los coches corren mucho, la visibilidad es mala en toda la vía y la presencia de dos pizzerías ha aumentado el tráfico. Desde la asociación de vecinos han mantenido varias reuniones con representantes del Ayuntamiento para pedir algunas medidas que creen que podrían evitar los atropellos. 

«Deberían poner pasos de peatones elevados o semáforos. Cualquiera de las dos opciones serían buenas para que los coches reduzcan la velocidad», explica Barrio. Cabe recordar que hace unos ocho años, ya se instalaron reductores de velocidad en dirección a la Plaça de les Corts Catalanes, pero finalmente tuvieron que eliminarse, ya que obstaculizaban el trabajo de las ambulancias que se dirigían al Hospital Joan XXIII. 

6 minutos para cruzar la calle

Carmen Valentina Marte, propietaria de una mercería ubicada en la Rambla, ha conseguido reunir, por el momento, unas 600 firmas para exigir las medidas necesarias.

La impulsora de esta iniciativa fue testigo del atropello que tuvo lugar el pasado 29 de septiembre y que acabó con la vida de una mujer. «Desde ese día, cada vez que veo que una persona mayor va a cruzar la calle, salgo de la tienda con el corazón en un puño. Nos da miedo que vuelva a suceder», explica Marte, quien añade que «hay algunas horas del día, sobretodo por la mañana, que la luz del sol dificulta la visión de los conductores».

Según Marte, «el otro día, un hombre tuvo que esperar hasta seis minutos para poder cruzar. Esto no es normal». Una de las reivindicaciones de esta vecina es que no se deje aparcar a los coches antes de los pasos de peatones. «Entonces, el conductor no ve que alguien está pasando», asegura. 

Según explican los vecinos, la zona ha crecido mucho durante los últimos años. Ahora, el tráfico es más denso y, además, en la Rambla President Francesc Macià hay tres foso de atención, como son las dos pizzerías y el Mercadona. «Nos gustaría que pudieran semáforos, como por ejemplo hay en la avenida Països Catalans de Sant Pere i Sant Pau», opina Marte, quien añade que «vivimos pensando quién será el próximo al que atropellen».

Por su parte, desde el Ayuntamiento, se han repintado todos los pasos de peatones de la Rambla y, a lo largo de este mes, se eliminarán las plazas de aparcamiento más cercanas a los paso cebra con el objetivo de mejorar la visibilidad. Además, se colocarán pilones de material flexible para garantizar la eficacia.

El concejal de Mobilitat, Josep Acero, asegura que se está estudiando la ubicación para instalar un radar pedagógico en sentido de bajada, hacia el hospital, «ya que es donde más corren los vehículos». También se sumará alguna plaza más de aparcamiento para las motos. «Es una vía muy estudiada y seguimos estando encima», asegura Acero.

Temas

Comentarios

Lea También