Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Vivir el día a día de los romanos

Whatsapp
Cientos de alumnos tarraconenses se sumergieron ayer en la cultura y la vida cotidiana de la antigua Tarraco con las actividades del Camp de Mart. Foto: Pere Ferré

Cientos de alumnos tarraconenses se sumergieron ayer en la cultura y la vida cotidiana de la antigua Tarraco con las actividades del Camp de Mart. Foto: Pere Ferré

Una de las principales vertientes del festival Tarraco Viva es la de divulgación. Y uno de los públicos que más necesitan este conocimiento son los tarraconenses más pequeños. ¿Cómo vivían los romanos hace 2.000 años en Tarraco? es la pregunta que respondieron ayer los alumnos de quinto de primaria de las escuelas de la ciudad. Lo hicieron durante toda la mañana en el Camp de Mart, a través de juegos y de manualidades. La de ayer fue la decimoséptima edición de Juguem com jugaven els nens i nenes romans, organizada por el Camp d’Aprenentatge de Tarragona.

Durante 4 horas, más de 1.800 alumnos vivieron tal y como vivían los niños romanos. A primera hora de la mañana, los pequeños se concentraron en el Auditori del Camp de Mart para recibir las instrucciones de funcionamiento. En el recinto había más de 100 stands repartidos: desde los clásicos juegos de mesa hasta la recreación de situaciones cotidianas. Los pequeños llevaban colgado en el cuello una especie de carnet. Los monitores de cada prueba o juego ponían una pegatina en el documento, y así, los alumnos justificaban todas las actividades que habían realizado. Quien conseguía llenar el carnet, era un afortunado: al final de la jornada recibía un obsequio. «Es una manera de evitar aglomeraciones en el recinto, y de que todos participen en el mayor número de actividades», explica Jordi Tortosa, director del Camp d’Aprenentatge de Tarragona.

Los presentes también pudieron disfrutar del espectáculo central de la mañana. Repartidos en tres grupos, los más de 1.800 alumnos fueron testigos de una lucha de gladiadores en el escenario del Auditori del Camp de Mart. Les enseñaron palabras en griego relacionadas con las luchas y participaron activamente de la escena. La lucha de gladiadores fue lo que más gustó, por mayoría, a los pequeños.

Estudiantes de Pedagogía y de Magisteri de la Universitat Rovira i Virgili y alumnos del bachillerato humanístico de los institutos de la ciudad formaron el grupo de casi 300 monitores que guiaban y explicaban los juegos y talleres a los alumnos. Desde los juegos más clásicos, como saltar a la cuerda, ir en zancos, jugar a pelota o tirar los dados, hasta la elaboración de mosaicos y de guirnaldas. Algunos de los talleres con más éxito fueron el de hacer amuletos romanos para colgarse en el cuello y el de aprender a escribir con el alfabeto romano. Y el taller que más expectación causó fue el del oráculo: a cambio de una haba –muy apreciadas en la época del Imperio Romano– leían el futuro a los alumnos.

«Es interesante que los pequeños entiendan cómo eran sus antepasados y lo vivan de una manera natural, ya que serán los que garantizarán el futuro del festival Tarraco Viva», comentaba Jordi Tortosa, director del Camp d’Aprenentatge de Tarragona. Una de las cosas más curiosas de la mañana de ayer fueron algunos de los profesores más jóvenes que aseguraban que ellos habían vivido como alumnos esta experiencia. Aina de Cal, alumna de la Escola Tarragona, explicaba al Diari que «nos hemos sentido romanos por un día, y además hemos convivido con niños de otros colegios». Antes de la una del mediodía, los escolares se concentraron para ir a sus centros; algunos andando y otros, en autobús.

Puede consultar el programa de Tarraco Viva en PDF aquí.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También