Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Urbanismo

Vuelve a quedar desierta la subasta del solar municipal del Passeig de les Palmeres

El Ayuntamiento rebajará el precio para volver a sacar en breve la finca al mercado

Octavi Saumell

Whatsapp
Imagen del solar que está situado en el número 3 del Passeig de les Palmeres. FOTO: Pere Ferré

Imagen del solar que está situado en el número 3 del Passeig de les Palmeres. FOTO: Pere Ferré

La subasta del solar municipal situado en el número 3 del Passeig de les Palmeres vuelve a quedar desierta. Hace meses, el Consistorio puso en el mercado la finca –de 1.195 metros cuadrados de superficie– por unos cuatro millones de euros. Sin embargo, y pese al interés mostrado por algunas empresas, no se ha presentado ninguna oferta formal para la adquisición del terreno, por lo que se ha paralizado la tramitación para la venta de este patrimonio municipal.  Así se informó en la comisión informativa de Territori del pasado viernes y se avalará en el pleno del próximo lunes. 

El concejal de Urbanisme, Xavier Puig (ERC), indica que –pese al nuevo revés– la voluntad del nuevo equipo de gobierno (ERC-Comuns) es la de vender este solar. «Realizaremos una nueva tasación más actualizada. En el pasado se tuvieron en cuenta las posibles expectativas de futuro, pero ahora solo se contemplará su valor actual», afirma el edil de la formación republicana, quien de esta forma confirma que el nuevo informe  de los técnicos municipales rebajará el precio de licitación. 

Seis años sin suerte
La nueva venta sin suerte vuelve a poner de relieve que se trata de un solar casi «maldito» para el Ayuntamiento, ya que el pleno de la Plaça de la Font aprobó poner la finca en el mercado el 21 de junio de 2013. 

Xavier Puig (ERC): «Realizaremos otra tasación sobre su valor actual, sin las posibles expectativas de futuro»

El espacio, que es de propiedad municipal desde 1923, cuenta con un terreno de 862,12 metros cuadrados, a lo que se le suman otros 333,68 del futuro edificio, lo que da un total de 1.195,80 m2. 

Según el Pla d’Ordenació Urbanística Municipal (POUM) vigente, el uso permitido para este terreno es «residencial», contando con una planta baja y cuatro niveles de altura, con veinte metros de profundidad. Pese a ello, en el último  anuncio de licitación publicado en mayo de 2018 se especificó que el primer nivel del inmueble «debe destinarse para un uso de equipamiento público administrativo municipal», por lo que esta planta «deberá cederse al Ayuntamiento» cuando el edificio esté construido.  

Según el pliego de cláusulas, esta planta «debe ser diáfana» y «disponer de todos aquellos elementos comunes necesarios para su pleno uso». Los otros tres niveles serán para viviendas. 

Temas

Comentarios

Lea También