Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Xarli Diego: «Tarragona es una ciudad única gracias a su gente»

Entrevista. El mediático comunicador plasma en el libro ‘Gràcies per la música! Memòries d’un locutor d’èxit’ los mejores momentos de su carrera, recuerdos y vivencias imborrables con grandes estrellas

SÍLVIA PETIT

Whatsapp
Xarli Diego, en el Mercat Central de Tarragona. FOTO: ALBA MARINÉ

Xarli Diego, en el Mercat Central de Tarragona. FOTO: ALBA MARINÉ

Un día podía comer con Miguel Bosé; otro, compartir confidencias con la entrañable Rocío Durcal, jugar a fútbol con José María Cano, de Mecano, o incluso «meter en un lío» al mismísimo Johan Cruyff. En resumen, Xarli Diego se ha pasado media vida rodeado de estrellas nacionales e internacionales, de grandes artistas que han marcado un antes y un después en la música con los que el periodista y presentador ha vivido momentos únicos y que ahora nos cuenta en este libro que ha bautizado Gràcies per la música! Memòries d’un locutor d’èxit. Lo presentó recientemente en La Capona de Tarragona.

¿Cómo está?

Muy contento y muy feliz de estar en Tarragona porque siempre me he sentido muy querido en esta ciudad. Hace unos cuantos añitos el Ateneu tarragoní me concedió un premio y siempre he tenido una relación muy especial con vuestra ciudad. ¡Fíjate que el cuadro que me regalaron todavía lo tengo colgado en mi despacho!

Acaba de ser padre de esta criatura en forma de libro que es un regalo para todos, ¿no? Para usted como recuerdo de lo vivido y para el lector como regalo de todas sus historias con grandes artistas.

La verdad es que sí. Me ha supuesto un gran ejercicio de hacer memoria, porque en ese momento no había portátiles, ni móviles para grabar esos momentos, pero son recuerdos y vivencias imborrables que me ha encantado compartir con toda esa gente que nos escuchaba en la radio y, por supuesto, las nuevas generaciones.

¿En este libro habla de todo lo vivido en sus años de radio o se ha dejado algo en el tintero?

Ya te avanzo que no habrá segunda parte y sí, aparece todo el mundo que marcó algo especial en mi carrera y de quien tengo algo bonito que contar. Después he dedicado mi vida a otros retos profesionales y también podría hacer un libro, pero éste refleja, sin duda, una de las etapas más dulces compartidas, como tú decías, con grandes estrellas.

Usted presentó uno de los programas con más éxito de la radio, ‘Caspe Street’, pero también fue guionista de ‘Ahí te quiero ver’, de TVE y presentado por Rosa Maria Sardà.

En la época de Rosa Maria nos veían mas de 14 millones de personas y mi función era ir a comer con los invitados para hacer la entrevista previa. Eso me regaló conocer a Vittorio Gassman, Pedro Almodóvar, Grace Jones, Miguel Ríos, etc. y aunque tengo mil anécdotas, mi primer libro lo he centrado en mis vivencias como presentador en la Cadena Ser, Radio Manresa y otros medios de Catalunya.

¿Y a quién recuerda de manera especial?

Miguel Gallardo, que me llamaba siempre ‘picarón’, Manolo Otero, Marieta ‘Rocío Durcal’ con quien tenía una relación muy bonita y especial, pero es que por la radio pasaron grandes de la música como Bonnie Tyler, Cindy Lauper, Roger Hodgson, El Puma, Miguel Bosé…

Usted sintió mucho la muerte de Joan Baptista Humet.

Es verdad. Estuve en el tanatorio con su familia y era una gente maravillosa. Lo recuerdo siempre con una sonrisa. Compartíamos gimnasio, partidos de fútbol y él era muy, muy detallista conmigo. Yo siempre le decía: «Si Serrat no existiera, tú serías Serrat».

Y toda esa gente de la que habla la tenía en el mismísimo estudio de la radio.

Sí, sí, porque la radio y el programa era un medio muy potente y nos escuchaban de todos lados. Sólo hubo dos artistas que nos concedieron entrevistas fuera de los estudios, Julio Iglesias y Camilo Sexto.

¿Se ‘enamoró’ de alguno de estos artistas?

Rocío Durcal era una persona entrañable, Rocío Jurado tenía una fuerza brutal, arrasaba y te atrapaba. Cariñosamente la Jurado me llamaba «mi polaco». Ana Torroja me gustaba mucho y le caía muy bien, pero yo era muy profesional y no mezclaba el trabajo con el placer. Creo que ahora lo haría de otra manera y le pediría ir a cenar.

Sin duda, usted vivió los años más bonitos de la radio. Había pocos medios de comunicación y la radio era muy querida y usted muy popular.

Yo estuve seis años en Radio Barcelona de la Cadena Ser, era la número uno, era como jugar en el Barça, y recuerdo con mucho cariño los dos años en Radio Manresa, donde conseguimos llevar a gente muy importante como Richard Clayderman, Joan Baptista Humet, Fórmula V… De hecho, montamos un festival en Manresa donde actuó gente como Betty Misiego, Ángela Carrasco, Pablo Abraira, que es un tío extraordinario, y muchísimos más. Y tampoco me olvido de los años trabajados en Ràdio Olot, donde entrevisté a Serrat, Janette y Micky, entre otros.

Radio, televisión… qué mundos tan diferentes, ¿no?

La televisión te da un éxito instantáneo pero cuando no sales en la tele la gente se olvida de ti. La radio es mágica y yo creo que todo lo que haces perdura en el tiempo. Yo nunca pedí hacer tele, me lo encontré y acepté el reto. Estuve de presentador y guionista y te aseguro que de todo he aprendido. Lo bueno de la televisión es que siempre tenía mesa en los restaurantes (se ríe).

Por cierto, ¿cómo ve Tarragona, le gusta?

Me gustan las personas de Tarragona que son las que hacen bonita la ciudad. Por supuesto, tenéis lugares espectaculares y con un encanto especial, pero su gente es lo que la hace única. Por eso la escogí para presentar el libro después de Barcelona, por el gran cariño que os tengo.

Temas

Comentarios

Lea También