Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Xavi Puig apunta a edil de Urbanisme y Jordi Fortuny a concejal de Hisenda en TGN

ERC y En Comú Podem se reúnen con la CUP para explorar las opciones de que los cupaires se sumen al gobierno

Octavi Saumell

Whatsapp
Imagen de ayer del último pleno del mandato. Pasado mañana se constituye el próximo consistorio, con trece ediles nuevos. FOTO: Cedida

Imagen de ayer del último pleno del mandato. Pasado mañana se constituye el próximo consistorio, con trece ediles nuevos. FOTO: Cedida

Los actuales concejales del grupo municipal de Esquerra Republicana Xavier Puig y Jordi Fortuny se perfilan como los hombres fuertes de Pau Ricomà de cara al próximo mandato municipal que se inicia pasado mañana, y que –como mínimo en su primera fase– estará formado por siete concejales de ERC y dos de En Comú Podem. Según ha podido saber el Diari, estos dos ediles –que están en el Saló de Plens desde 2015– se perfilan como los favoritos para asumir dos de las concejalías de mayor peso específico en el futuro organigrama de la Plaça de la Font, como son las carteras de Urbanisme e Hisenda Pública

Laura Castel se perfila para llevar Turisme y Manel Castaño para gestionar Ensenyament

Puig, de 37 años, es sociólogo de formación y concejal desde hace cuatro años. En la última lista electoral ocupó el tercer puesto de la candidatura republicana, además de ser el jefe de campaña de los independentistas. A lo largo del presente mandato ha formado parte de la Comissió Informativa de Territori y del Nomenclàtor, además de integrar el consejo de administración de la empresa mixta Serfumt y de la Agrupació d’Interès Econòmic (AIE). También ha asumido una especial responsabilidad en aspectos como Medi Ambient, Neteja, Espais Públics o Contractació y, asimismo, ha estado presente en el Consell Rector de l’Institut Municipal de Serveis Socials (IMSS). Puig cogería el relevo de Josep Maria Milà (PSC), concejal de Urbanisme desde 2015. 
Por su parte, Jordi Fortuny –de 55 años– es químico e inspector de Ensenyament. Número ‘5’ de la última lista de Esquerra, lleva en el pleno desde 2015, formando parte de la Junta de la Mancomunitat Sirusa, la Comissió informativa de Serveis Centrals, Economia i Hisenda y el consejo de administración de la Agrupació d’Interès Econòmic (AIE). También es miembro de la Comissió Permanent del Consell Escolar Municipal y del Consell Assessor de Territori. A partir del sábado, Fortuny relevará al socialista Pau Pérez, quien ha sido el máximo responsable económico de la administración municipal desde 2007 y que, a raíz del apoyo de los Comuns a Esquerra, pasará a ser un concejal de la oposición.    

Un gobierno «transversal»

Según las fuentes consultadas, el objetivo de ERC y Comuns es ligar entre hoy y mañana un gobierno que sea «transversal y feminista», que «deje de lado los proyectos faraónicos» para apostar «por las políticas del día a día», según indica la líder de los Comuns, Carla Aguilar Cunill. 

Así, las primeras conversaciones ya prevén implantar la figura de los coordinadores de área, las concejalías de Benestar Animal y Feminisme, así como apostar por la «participación ciudadana y la proximidad». Los Comuns podrían gestionar, precisamente, estas carteras, a las que podrían sumarse Medi Ambient e Igualtat. 
La apuesta por la proximidad y la participación se aplicará mediante la creación de los Consells de Districte, que se implantarán en todos los barrios de la ciudad. Estos órganos contarán con la colaboración de entidades y asociaciones de cada zona, además de la implicación del ejecutivo municipal, actualizando de esta forma la antigua figura del concejal de barrio. Tampoco se descarta que Pau Ricomà, a parte de la alcaldía, asuma alguna otra cartera debido a la escasa presencia de nueve concejales en el ejecutivo. 

Los Comuns podrían asumir las áreas de Medi Ambient, Igualtat y Participació Ciutadana

En el resto de cartapacio, que será aprobado este sábado, también tendrán una especial relevancia Laura Castel –número ‘2’ de la candidatura– y Manel Castaño, que ocupó el séptimo lugar. La primera, que es senadora, se perfila para gestionar el Patronat Municipal de Turisme, mientras que el segundo, con una amplia experiencia en el mundo de la educación, podría asumir Ensenyament. 

Negociación abierta con la CUP

Paralelamente al inminente acuerdo con En Comú Podem, tanto ERC como Comuns mantuvieron ayer un primer contacto con la CUP para explorar las vías para que los anticapitalistas se integren en el ejecutivo, que de esta forma pasaría a estar formado por once integrantes. La portavoz de los cupaires, Laia Estrada, reconoció ayer que su formación «está dispuesta» a estudiar la posibilidad de sumarse a ERC y Comuns. «Solo ha sido una primera toma de contacto. Primero, Esquerra debe incluir en su programa los cinco puntos que le pedimos para votar la investidura de Ricomà», indicó Estrada, quien enfatiza su voluntad por concretar o no el acuerdo «cuanto antes mejor».

El cuarto actor de la investidura –Junts per Tarragona– anunciará oficialmente hoy su posicionamiento tras la asamblea de militantes de las siete de la tarde. 

Temas

Comentarios

Lea También